Análisis y tendencias

"Este gobierno ha puesto nuevamente en marcha al campo"

Lo afirmó Horacio Busanello, CEO del grupo Los Grobo. Además afirmó que el conjunto de medidas adoptadas llevará a un aumento significativo del área y de la producción
Ambito financiero

La recuperación en la transparencia y fluidez del mercado a través de la eliminación de los ROE así como el cambio en el régimen de retenciones y el sinceramiento del tipo de cambio ha puesto en marcha nuevamente a uno de los sectores más dinámicos de la economía argentina. "El conjunto de medidas adoptadas por el Gobierno llevará a un aumento significativo del área y de la producción". Así lo sostuvo Horacio Busanello, CEO de Grupo Los Grobo, que además recordó que el cepo aún "sigue vivito y coleando para todos los importadores y para aquellos que quieren remitir dividendos".

Busanello publicó hace pocos meses el libro "China, el gran desafío". Sobre el gigante asiático, señaló que la Argentina no supo aprovechar de esta relación, entre otras, "la insaciable demanda de materias primas que no sólo impulsó un súperciclo de commodities sino que llenó de dólares las arcas de los bancos centrales del mundo en desarrollo".

Las primeras medidas adoptadas por Macri

Las medidas tomadas por el nuevo gobierno van en la dirección correcta. Han creado muchas expectativas positivas pero subsisten dudas y preocupaciones que estimamos se van a ir aclarando con el transcurso de los días. Hay punto de gran preocupación ya que no se conoce con exactitud la magnitud del descalabro fiscal heredado del Gobierno anterior. Las declaraciones de los funcionarios hablan de un déficit fiscal superior al 7% pero los mismos funcionarios hablan de gastos y las deudas no contabilizadas o no pagadas entonces podemos pensar que se acerca a dos dígitos. Esperemos a los datos oficiales o tal vez el desbarajuste sea tan grande que la mejor política es que se conozca más adelante cuando el plan este más consolidado.

Los primeros puntos a resolver

Hasta que no se entienda la magnitud del déficit no se puede encarar un plan integral que combine la política de ingresos y gastos fiscales para reducirlo y la de endeudamiento para financiarlo así como la política monetaria, aduanera y cambiaria que sea coherente con la anunciada flotación sucia y metas inflacionarias para defender la moneda, tal como lo expresó el gobierno. Hay expectativas positivas pero hay que traducirlas en hechos positivos concretos para que se vuelvan palpables. La confianza y credibilidad internas son imprescindibles para luego pasar a la confianza de potenciales inversores externos.

¿Qué medidas serían acertadas?

Si tenemos que definir cual es el significado de la palabra "éxito" para el plan económico en el 2016 podemos decir que se puede resumir en lograr orden social en calma; aumento salarial igual a inflación con aumento de productividad; devaluación un 25% por sobre la inflación; déficit fiscal reducido a la mitad del 2015; inflación en franco descenso hacia fines del 2016; tasa de interés en línea con el descenso de la inflación; incipiente inversión externa hacia fines del 2016.

Control de los precios en el mercado interno

La mejor manera de bajar los precios es aumentar la oferta de bienes y fomentar la competencia dentro de un contexto macroeconómico que permita a la industria local competir en grado de igualdad con la importación. Si un producto aumenta de manera desproporcionada y fuera de toda lógica entonces hay que abrir la importación ya sea el caso de la carne o de otro que se detecte.

Las nuevas medidas para el sector

La recuperación en la transparencia y fluidez del mercado a través de la eliminación de los ROE así como el cambio en el régimen de retenciones y el sinceramiento del tipo de cambio ha puesto en marcha nuevamente a uno de los sectores más dinámicos de la economía argentina. El conjunto de medidas adoptadas por el gobierno llevará a un aumento significativo del área y de la producción. Un aumento de 20 millones de toneladas en la producción de los 4 principales cultivos está al alcance de la mano si el clima nos acompaña. Hay que aclarar que existen dudas sobre la viabilidad económica de la soja y el maíz en el norte en zonas alejadas del puerto debido a la incertidumbre sobre el costo futuro de los fletes aún a pesar de todas las mejoras recibidas. Cada productor deberá hacer sus números y decidir que hacer pero es indudable que el cambio generado ha sido muy positivo

El aumento de área estará acompañado por un aumento en el uso de tecnología en semillas, inocultantes, defensivos agrícolas, fertilizantes, sembradoras, camionetas, maquinaria e implementos agrícolas, tractores, camiones, etc. A lo largo del 2016 veremos cómo el sector agroindustrial comienza a transformarse en uno de los motores del crecimiento del país. Es importante destacar que la eliminación de los ROEs implicará volver a los antiguos flujos de caja que se generaban en el primer trimestre de cada año con el trigo y en el segundo trimestre con el maíz. Esto implicará una caja disponible que antes estaba a la espera de las decisiones del funcionario de turno del gobierno. Si bien las medidas beneficiaron a todos los cultivos incluyendo a los de las economías regionales podemos resumir que los grandes ganadores son el trigo, el girasol y el maíz en las zonas cercanas a puerto.

La relación argentina con China

Nuestro país no ha aprovechado ninguno de los aportes que China ha ofrecido al mundo. Estos son, entre otros, una deflación de precios al exportar productos a valores impensados en Occidente. Argentina optó por cerrarse al mundo y generó una de las inflaciones más altas del planeta sin importar por cual índice se la mida. China también dio una insaciable demanda de materias primas que no sólo impulsó un súper-ciclo de commodities sino que llenó de dólares las arcas de los bancos centrales del mundo en desarrollo. Nuestro país se encargó de dilapidar la oportunidad.