Impuestos

"En promedio el Estado percibe en impuestos un 66,2% de la venta agrícola"

Desde la Sociedad Rural de Rosario reclamaron una reducción de la presión impositiva sobre el sector para "recuperar la competitividad"
Telam

La Sociedad Rural de Rosario (SRR) reclamó hoy una reducción de la presión fiscal sobre el agro al considerar que la actividad está sometida "a una irracional carga impositiva" de los tres niveles del Estado.

"El problema principal que perjudica al extremo al campo y lesiona al conjunto social es que estamos sometidos a una irracional carga impositiva tanto municipal, provincial como nacional", señaló la entidad.

En esa línea, desde la SRR reclamaron una reducción de la presión impositiva sobre el sector para "recuperar la competitividad" a la vez que plantearon achicar el "enorme gasto corriente improductivo" del "sector político".

A través de un comunicado, la entidad del agro indicó que "en promedio el Estado percibe en impuestos un 66,2 por ciento de la venta agrícola".

De acuerdo a su información, la soja resulta "la más castigada con un 71 por ciento" de impuestos; el maíz un 45,4 por ciento; el trigo un 68,7 y el girasol un 51 por ciento.

La Sociedad Rural de Rosario consideró tal carga impositiva como "un riesgo artificial de exagerada magnitud que debe ser corregido sin excusas".

Para eso propone "una reducción real de la carga impositiva global, una discriminatoria como en el impuesto inmobiliario" para "recuperar la competitividad perdida".

La SRR entiende que la carga fiscal se produce en un contexto adverso para la actividad agrícola con "fuerte caída en los últimos meses de los precios internacionales de los cereales y oleaginosas del orden del 25 por ciento" lo cual, sostiene el comunicado, "muestra el alto riesgo que presenta la actividad productiva del campo".

También señala como elementos perjudiciales para el sector y para la ciudadanía las "impiadosas lluvias con inundaciones" que "pusieron al descubierto la falta de infraestructura desatendida oportunamente por los últimos gobiernos, que declamaron interés social pero no ejecutaron obras".