AGRICULTURA

Desarrollan una técnica para optimizar el trabajo de las sembradoras

El sistema evalúa la distribución y distancia de la semilla en el suelo.
BAE

 22-06-17 La importancia a la hora de empezar la siembra pasa por los costos. Una de ellas es la semilla, insumo básico para la agricultura. Su distribución en el suelo, así como la correcta distancia entre una y otra, significa obtener un buen rendimiento por hectárea. Bajo esta necesidad es que técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrollaron un banco de ensayo que permitirá evaluar el correcto funcionamiento de las máquinas sembradoras y limitar de esta forma los errores a la hora de trabajar en el campo.

La invención estuvo a cargo del área de Innovación y Desarrollo de INTI Rosario, cuyo equipo está integrado por los ingenieros, Sebastián Rossi, Juan Monti, Gastón Bourges y Jorge Eliach, éste último en diálogo con BAE Negocios sostuvo que "el análisis permite tener un parámetro en la distribución temporal de la semilla que como todo sistema, si no está correctamente calibrado no dan el resultado deseado".

El logro del desarrollo pasa por poder diagnosticar el desempeño de los dosificadores en las sembradoras en donde se analizan las distintas velocidades de rotación o de avance de la máquina con varios tipo de semillas, y diferentes configuraciones de los tubos de descarga.

"La iniciativa surge al detectar que los fabricantes locales de maquinaria agrícola no tienen datos concretos sobre la realización de los dosificadores de siembra de precisión en distintas condiciones de trabajo", agrega Bourges.

Para el experto en agricultura de precisión Andrés Méndez, "el instrumento es muy bueno dado que muestra y permite ver las distintas velocidades de siembra, y la distribución de la semilla con diferentes caños de bajada, placas, entre otras".

Además agregó que "el banco de ensayo es único en el país dado que combina el uso de cámaras, una tecnología que deja ver como se distribuye la semilla en el plano algo que ahora el productor puede constatarlo".

En esencia el evaluador hará que los fabricantes puedan saber de antemano el disco a poner, el distribuidor y su diámetro, y también si el caño de bajada tendrá que ser recto o curvo, ancho o largo, todos puntos claves en la sembradoras Si bien la distribución de la semilla es importante, vale recordar que otro factor necesario pasa por saber la profundidad de siembra, éste le da una mayor competitividad entre una semilla y otra.

Pero la tecnología en definitiva estará disponible para los fabricantes locales. Según sus diseñadores la evaluación de las sembradoras es de aproximadamente dos semanas frente a otras técnicas que tardan 90 días, y que no usan cámaras de alta velocidad para observar la dosificación. Tecnología que sus creadores dicen podrá ser transferida.

Faltará ahora saber si las industrias la demandan.