MAQUINARIA

Destacan el funcionamiento de la planta de CNH Industrial en Curitiba

Una entidad internacional le otorgó el nivel plata, uno de los estándares más altos de manufactura en el mundo.
Clarín
11 de Julio de 2017

 06-07-17 La planta de maquinaria agrícola de CNH Industrial en Curitiba, en el estado de Paraná (Brasil), alcanzó el nivel plata de World Class Manufacturing (WCM), uno de los más altos estándares de la industria de manufactura en el mundo. La condecoración fue otorgada basándose en la auditoría que se realizó a fines de junio en las instalaciones industriales de la compañía.

WCM se rige por la interacción entre la gestión de la planta y los procesos de producción, teniendo en cuenta cuestiones como la seguridad de los profesionales, la eliminación de los desechos y pérdidas, la sustentabilidad y la mejora continua. "El resultado de la auditoría es fruto del trabajo duro del equipo en los últimos dos años. Una fábrica con nivel plata significa para los clientes que ellos tendrán productos con una calidad aún mayor y más agilidad en la producción", explicó Eduardo Domingues, director industrial de la planta.

Con más de 2.000 empleados, la fábrica es una de las más complejas de América Latina, porque está formada por cuatro plantas, que producen transmisiones, tractores, cosechadoras y plataformas de corte. En la planta de Curitiba, por ejemplo, el tractor de la serie 30 alcanzó la marca de 60.000 unidades fabricadas y la cosechadora de la línea TC llegó a 35.000 fabricadas.

De las 64 fábricas de CNH Industrial en el mundo, una ya alcanzó el nivel de oro (en Madrid, España) y 14 tienen el nivel plata, siendo una de ellas la de Curitiba. En Brasil, las plantas de Sete Lagoas y Contagem, ubicadas en Minas Gerais, también lograron ese reconocimiento.

Para Domingues, este logro significa que la fábrica trabaja en un enfoque preventivo y proactivo: "Es decir, no espera que ocurra un posible problema para tomar una decisión, sino que trabaja para evitarlo. Es muy importante destacar la organización del piso de la planta y el compromiso de los colaboradores".

Inaugurada el 25 de octubre de 1975, la planta se construyó en un año y cuatro meses y fue la primera en ser construida en la Ciudad Industrial de Curitiba (CIC). Antes de concluir la obra, en la capital paranaense, se alquiló la estructura de una antigua maderera y se inició el montaje sólo de cosechadoras hasta la entrega de la planta.

Con casi dos millones de habitantes, Curitiba es la mayor ciudad de la región sur de Brasil y es la capital de uno de los estados con mayor actividad agrícola del país.