Clima

Lluvias y heladas en Córdoba

La Voz del Interior

14-07-17 A partir del domingo sucederán días con bajas temperaturas. Tendencia. Durante este viernes se presentarían condiciones de tiempo inestable, con ambiente templado y húmedo. Para mañana se prevé una irrupción de aire frío con probabilidad de algunas lluvias y lloviznas. 

A partir del domingo, se esperan condiciones de tiempo soleado pero muy frío con heladas de variada intensidad; se podrían registrar heladas intensas durante el lunes 17 y martes 18. Posteriormente las temperaturas irían en ascenso, de acuerdo con el pronóstico elaborado para Agrovoz por el Instituto de Clima y Agua del Inta Castelar. 

Hoy. Nubosidad en aumento. Probabilidad de lluvias y lloviznas. Descenso de temperatura. Vientos débiles del sector este. Temperaturas mínimas entre 5 y 9°C y máximas entre 15 y 19ºC. Sábado 15. Nubosidad variable. Probabilidad de lluvias y lloviznas aisladas; sobre zonas serranas podría presentarse aguanieve. 

Poco cambio de la temperatura durante el día, marcado descenso hacia la noche. Vientos débiles del sector norte que rotarán a fuertes del sur. Temperaturas mínimas entre 4 y 8°C y máximas entre 13 y 17ºC Domingo 16. Nubosidad en disminución. Marcado descenso de temperatura; probabilidad de heladas aisladas. Vientos moderados y persistentes del sector sur. Lunes 17. Soleado. Descenso de temperatura mínima y ascenso de la máxima; probabilidad de heladas de variada intensidad. Vientos débiles y de direcciones variables. Martes 18. Soleado. Leve ascenso de temperatura; probabilidad de heladas aisladas. Vientos débiles y de direcciones variables, luego débiles del sector noreste. Miércoles 19. Algo nublado. Leve ascenso de temperatura. Vientos débiles del sector norte. 

Perspectiva en Estados Unidos. Del 13 al 19 de julio, la previsión difundida por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indica calor y precipitaciones irregulares, seguidas por un moderado descenso térmico. La perspectiva comenzará con una vigorosa irrupción de vientos del trópico, que provocarán temperaturas máximas superiores a lo normal en la mayor parte del área agrícola estadounidense. Las precipitaciones serán sumamente irregulares. Hacia el final de la perspectiva, la entrada de vientos del norte, causarán un moderado descenso térmico. El calor será el principal riesgo en el período.