Análisis de especialistas

Números finitos para el negocio agrícola

Los márgenes se ajustaron y vienen decayendo en las últimas campañas. En general, el cultivo de maíz es el que mejor rentabilidad ofrece, dejando en segundo plano a la soja, tanto sola o combinada con trigo. Criterios y números para proyectar lo que se puede esperar de la cosecha 2017/2018, en las diversas zonas.
19 de Julio de 2017

Si a cualquier productor le dijeran que tras la próxima campaña agrícola probablemente su rentabilidad será peor que la última que sembró con el anterior gobierno, creerá que le están mostrando la película equivocada. Pero los números del negocio agrícola, constante y sonante, reflejan esa posibilidad cierta.

Antes que el lector crea que estamos locos, vale aclarar que no tiene que ver, en rigor, con supuestas erróneas ponderaciones de Cristina Kirchner o de Mauricio Macri, los dos líderes políticos que en los próximos meses encabezarán una discusión clave sobre el rumbo económico político de la Argentina.

"El productor sojero no está mejor que dos o tres años atrás", dispara Eduardo Crimella, productor y asesor en el norte bonaerense y este de La Pampa, referente de Aapresid.

Las apreciaciones sobre lo que dejará en el bolsillo la producción agropecuaria de la cosecha 2017/2018 son coincidentemente magras según otros destacados especialistas. "La campaña pasada fue más magra que la 2015/16 y la que viene será igual o peor", evaluó Teo Zorraquín ante la consulta de CHACRA.

"Los márgenes brutos para la campaña 2017/18 son menores a los proyectados hace un año para la campaña 2016/17. En promedio y según la zona, la reducción es de entre el 20 y el 30%", reflejan asimismo Ariadna Berger y Marina Alonso, analistas del área económica de la consultora Cultivar Conocimiento Agropecuario.

"Se achicaron los márgenes, el negocio se ha puesto de números finitos", remarcó Crimella. Y describe las modificaciones en los costos directos, que antes eran de entre 9 y 10 quintales de soja y hoy se duplicaron, entre otros motivos por el aumento en el control de las malezas resistentes. Se da un efecto pinza entre la baja de los comodities y la suba de costos".

Berger y Alonso destacan que "las mayores disminuciones se ven en soja, que es el grano con una mayor baja de precio proyectado. El trigo muestra una tendencia similar, ya que también su precio bajó, mientras que el maíz muestra cambios de menor envergadura, pues su precio es muy similar al que se esperaba hace un año. En todos los casos, los gastos de implantación y flete han subido un poco con respecto a los proyectados para la campaña pasada, lo cual incide en las bajas de los márgenes".

Zorraquín tiene en cuenta que en general se esperan obtener rindes de buenos para arriba, pero el resultado final está atado a los precios que se puedan capturar en los mercados. Y distingue dos tipos de escenarios, signados por las explotaciones con excesos hídricos y las que no sufren ese padecimiento, lamentablemente extendido en diversas zonas.

Renace una estrella

Así como lo anticipamos en CHACRA de enero 2016, el cultivo de maíz le está peleando el liderazgo a la soja, reina indiscutida en años anteriores. En el podio de los cultivos más rentables, Zorraquín ubica sin dudar al cereal americano, planteando una puja por el segundo puesto entre trigo/soja y soja de primera.

Crimella disiente relativamente. Cree que "el maíz puede liderar las tablas de rentabilidad en campos de alta productividad, pero en suelos con diversidad de aptitud la soja sigue siendo la alternativa más conveniente. Y cuanto más lejos de los puertos, más a su favor todavía.

Terciando en la discusión, las especialistas de Cultivar Conocimiento ponderan que "en esta campaña el maíz tiende a ser el cultivo con mayor margen bruto (lo es claramente en el sudeste de Buenos Aires y en Entre Ríos, y con un 65% de probabilidad en el norte de Buenos Aires). Salvo en el norte de Buenos Aires, trigo/soja de segunda y soja de primera muestran resultados muy similares entre sí", ponderan.

Zorraquín aclara que el girasol puede pelear el segundo puesto en zonas donde no tenga problemas de palomas, como el sudoeste bonaerense y algo del sudeste; creo que en el NEA tiene rindes más erráticos.

Claves en 4 zonas

Del análisis de las figuras 1 a 4, se pueden resumir para cada zona analizada por Cultivar Conocimiento, distintos resultados.

(Más información en Revista Chacra de Julio 2017)