Empresarias

Igual que en Alemania

CLAAS sigue apostando a la tecnología, a nivel mundial, y acá en la Argentina. Presentó su último modelo de cosechadora con equipamiento que sorprende, y una plataforma de fabricación nacional
Ing. Agr. Ezequiel Pezzoni para Chacra

CLAAS presentó en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires la 10/08/17-nueva versión de su modelo tope de gama, el LEXION 780, de la nueva serie denominada C7x. Se trata de la cosechadora más potente del mundo que se exhibió con una plataforma draper de 47 pies, con barra de corte totalmente flexible, construida íntegramente en la Argentina. La capacidad de tolva ha crecido, ahora alcanza los 13500l.

La introducción de la nueva LEXION 780 al país mantiene a la agricultura argentina a la vanguardia del mundo. Tiene un motor Tier IVf y un sistema de lubricación central exclusivo. El motor obedece a las normas de contaminación más exigentes del mundo, hoy obligatorio en EEUU, Europa y Japón. Los gases de escape son tratados con una mayor tecnología generando una menor contaminación, y se reduce el consumo de gasoil hasta un 5%, como así también el consumo de AdBlue (urea líquida).

El motor Mercedes Benz cuenta además con un sistema llamado Turbo Compound a partir del cual los gases del escape son reutilizados para el funcionamiento del turbo compresor y del cigüeñal. De esta forma, la cosechadora aprovecha al máximo la energía de los gases de escape, y por lo tanto reduce el consumo de combustible.

También incorpora, de fábrica, el nuevo sistema CEMOS, específico para esta nueva serie de máquinas y apto para la cosecha de 12 cultivos diferentes. CEMOS permite aprovechar al máximo el potencial de la máquina. Puede controlar la velocidad de avance, la rotación y apertura de los órganos de trilla, las revoluciones de los rotores de separación, la apertura de las cribas superiores e inferiores, la potencia necesaria utilizada del motor, y las pérdidas, tanto por separación o por cribas de la máquina. Además, estas unidades están equipadas con cámaras que pueden detectar la calidad del cereal que va procesando la máquina. Para todo esto se han incorporado más sensores dentro de ella.

El sistema de lubricación central y automático asegura la lubricación de toda la máquina en tiempo y forma, a la vez que reduce el tiempo ocupado por el operador en esta tarea. Puede trabajar hasta 250 horas sin necesidad de recarga de grasa en el depósito.