MERCADOS

Los granos se resisten a bajar

En plena trilla de Estados Unidos las cotizaciones tendrían que mostrarse más débiles, pero otros factores como la creciente demanda y problemas climáticos en Sudamérica sostienen los valores.
Ambito financiero

 09-10-17 A pesar de que la cosecha de maíz y soja en EE.UU .está en marcha, y la presión de oferta debería estar haciéndose sentir, el mercado muestra cierta fortaleza. Si bien no logra despegar, el hecho de que no siga cayendo es una muy buena señal.

La semana pasada el factor que se sumó al mercado fueron las lluvias en EE.UU. que están demorando una cosecha gruesa que de por si viene algo lenta. Al primero de octubre se llevaba 17% del maíz trillado, 6 puntos más lento que el año pasado y 9 contra el promedio histórico.

En tanto la soja con 22% está 2 puntos atrasada respecto al año pasado y 4 contra el histórico. Adicionalmente los rindes que inicialmente se reportaban por encima de lo esperado, ahora están aflojando y ello hace que los valores están un poco más firmes.

Respecto a los rindes, esta semana tendremos el reporte del USDA donde el foco se pondrá nuevamente en los rendimientos y la producción de EE.UU. Al respecto los analistas privados ya estuvieron apuntando a un incremento en estos guarismos tanto para maíz como para soja. Pero como dijimos esto no se trasladó a precios, ya que el mercado se muestra sostenido. Sin embargo el juego de realidad versus expectativa que se dispara siempre en estos mercados generará un comportamiento volátil los próximos días.

Por el otro lado tenemos la demanda de soja, que viene mostrándose muy fuerte. El dato reportado el jueves pasado de 1 millón de toneladas estuvo dentro de lo esperado pero en niveles que de todas formas son muy interesantes. China estuvo ausente esta semana por el feriado de la "Golden week" pero se espera que vuelva con fuerza. Y además de esto internamente tanto el maíz como la soja nos dieron señales positivas de consumo al encontrarse stocks trimestrales inferiores a los esperados.

Brasil por su lado se puso nuevamente seco esta semana, y ello agrava las posibilidades de que la siembra se siga atrasando. No parece muy razonable por ahora que esto termine haciendo caer la intención de implantación o los rindes, pero la seca siempre es un factor alcista para el mercado.

En lo que hace al trigo, al mercado le cuesta mucho despegarse de un nivel de stocks enorme a nivel internacional, apuntalado además por una gran campaña en la zona del Mar Negro. Sin embargo hay problemas en Australia, y la siembra viene complicada en EE.UU. por faltante de humedad en la zona este de Kansas, que se va aliviando por lluvias, pero que también demoran la siembra. En tanto en Rusia y Ucrania se está dando calor y seca que dificultan la implantación del nuevo ciclo, haciendo pensar que el mercado puede encontrarse con algún problema.

Localmente las lluvias de la semana pasada volvieron a encender las alertas sobre la situación hídrica. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires reportó que la mitad del trigo está con problemas de excesos. En tanto en lo que hace a maíz la siembra avanza ágilmente en el centro y norte del país, pero encuentra dificultades hacia el sur, donde sólo se logra trabajar sobre los lotes más altos. La gran duda es si esta situación podrá tener algún efecto sobre la producción. En el caso del trigo es muy probable que la tenga, y especialmente en el caso de la calidad. Como en el norte del país la situación es inversa, y el problema es la falta de humedad, se esperan rindes más bajos para dicha región. Estas condiciones se asocian en general con niveles altos de proteína. Dicho esto podría ser un año con buen nivel de proteína en el norte, pero malo en el sur. Los productores que están en la zona buena, podrían encontrar atractivo aguardar por si se forma este año un mercado con premio para este grano.

En lo que hace a maíz, aun hay tiempo para la siembra, pero sigue lloviendo, y esto sigue generando dudas. Los técnicos recomiendan de toda forma mantener la receta a quienes pensaban hacer maíz temprano, pero ya son muchos los que se lo replantean.