ECONOMÍA

Liquidación de divisas del agro bajó 12,4% hasta los u$s 303,3M

El acumulado anual también muestra un retroceso, en este caso del 9,7%, porque hasta la fecha suma poco más de u$s19.400M, mientras que para la segunda semana de noviembre de 2016 alcanzaba los u$s21.500M.
Ambito financiero

 14-11-17 Durante los cinco días hábiles de la semana pasada las empresas agroexportadoras liquidaron divisas por un total de u$s303,3 millones, esto representa una merma del 12,4% respecto a la semana previa y del 10% en comparación al mismo período pero del año anterior.

De esta manera se continúa confirmando la tendencia en el sector granario local donde a pesar de que la campaña agrícola del ciclo 2016/17 alcanzó niveles récord de producción, la exportación se muestra más ajustada que en el año previo.

Tal como detallan desde CIARA-CEC la liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate.

Además, recientemente el Gobierno decretó que las empresas del sector no tienen un tiempo límite para liquidar las divisas. En un comienzo lo llevó a cinco años, luego a diez y hoy no hay restricciones.

Más allá de esta situación particular, lo cierto es que el acumulado anual muestra un retroceso del 9,7% porque hasta la semana pasada sumaba u$s19.400 millones mientras que en la misma fecha pero del año anterior era de u$s21.500 millones.

Especialistas del sector detallan que la retención de soja por parte de los productores se está haciendo sentir en los envíos y lógicamente en la liquidación de divisas.

Hasta la fecha alrededor del 40% de la cosecha de la oleaginosa no cuenta con precio fijado por lo que los negocios no se están concretando.

Los precios internacionales no son atractivos para el productor local, y además estaría esperando la baja de retenciones que se comenzará a efectivizar a partir de enero del próximo año, según prometió el Gobierno.