ECONOMÍAS REGIONALES

Impulsan una plataforma móvil para bajar costos de la cosecha frutícola en Mendoza

La Cámara de Comercio de Tunuyán adaptó un equipo a los cultivos de la zona. Reemplaza a escaleras de más de 30 kilos.
Los Andes

 14-11-17 Una iniciativa local busca romper con la práctica de la cosecha manual, junto a otras como la poda, para bajar costos y aumentar la productividad. La Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán desarrolló una plataforma móvil con el fin de acelerar la recolección en los montes frutales, especialmente para el durazno, en reemplazo de las habituales escaleras de más de 30 kilos de peso que suelen demorar el proceso.

Según el presidente de la Cámara, Alberto Carleti, destacó que "esta es la primera que se construyen pensando en que esto funcione para producir en serie", además de mejorar las condiciones de trabajo de los cosechadores. E incluso incorporar a personal femenino "al eliminar el acarreo de materiales pesados y transformar el trabajo en uno más liviano".

El proyecto se presentó ante el ministerio de Agricultura de la Nación, y la fabricación está apalancada por el financiamiento de la cartera de Ciencia y Tecnología, por convenio con Came, de la que Carleti forma parte. A su vez, la Cámara aportó la mano de obra para desarrollar un prototipo autopropulsado que podría llevarse a campo antes de fin de año, con capacidad para portar hasta 8 trabajadores, en la cosecha de durazno y pera .

El mayor rendimiento, dado que asegura, más dinámica y continuidad durante la cosecha con jornadas más regulares, es otro factor clave. "Esto le da más movilidad al proceso, haciendo que se mecanicen y optimicen tareas", precisó Carleti.

En realidad, se trata de un prototipo inspirado en otro similar que funciona desde 2014 para usar en espalderos en la Patagonia. La diferencia es, según el directivo, que "hemos hecho un prototipo que se adapta a las condiciones y cultivos de la zona, que son plantas en forma de copa o vaso como los frutales".