ENTRE MUJERES

"Hay que fomentar lo que producimos e incorporar tecnología"

Tres personalidades con conocimiento del sector agroalimentario de nuestro país, coinciden que el desarrollo de innovaciones, la educación sobre lo que elaboramos y consumimos, son, a la par de crear una identidad propia, tres deudas pendientes.
Chacra

En una nueva entrega de Entre Mujeres, Chacra TV y Revista Chacra entrevistaron a tres personalidades femeninas: Claudia Bachur, proveniente de la Fundación ArgenINTA; Claudia Gonzalez, quien es Coordinadora del Programa de Agroindustria del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y Erica Stacey, Directora de Agroalimentos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

A continuación, los fragmentos destacados del encuentro.

¿Qué es hoy, lo tradicional y lo no tradicional en los alimentos, y qué es agregado de valor?

-González: El agregado de valor es apreciar algo más allá de lo que originalmente tiene. Es lograr que algo que originalmente tiene un contexto o característica se transforme en algo más. Aportar algo que le permita reconocer un alimento por su origen territorial es agregar valor también.

-Bachur: Si vamos a la definición estricta, lo tradicional son los alimentos que están dentro de la tradición de una cultura. Y cuales son los saberes y haceres que determinan que los alimentos de una cultura se transformen en comida.

-Stacey: A partir del requerimiento de una empresa agropecuaria bonaerense, el centro de Agroalimentos del INTI desarrolló un snack de maíz, alimento innovador con enorme potencial para producirlo y comercializarlo en el país. El INTI tiene 4 centros de alimentos. Trabajamos directamente con las empresas, escuchando sus demandas. Tenemos una planta piloto para hacer alimentos industrializados. En nuestro laboratorio podemos hacer diferentes tipos de análisis.

-González: Yo tengo una perspectiva particular. Los no tradicionales son los que con la transformación logran una combinación diferente. Por ejemplo, hacer un pan con otras características que aporte a la salud, al bienestar desde otra perspectiva.

-¿En qué lugar estamos respecto de los desarrollos que podríamos alcanzar?

-González: Respecto de EE.UU. o Europa estamos bastantes alejados de lo que es un alimento con valor agregado. Pero si miramos a América Latina, estamos bastante bien posicionados. No somos los únicos... están Brasil, Uruguay (desde el punto de vista de la carne) Creo que podemos estar mejor.

-Stacey: Los países como la Unión Europea y EEUU han incorporado tecnología. Algunos países como Chile y Uruguay, también. Hoy la tendencia es eliminar aditivos. Tenemos la materia prima y capacidad profesional, pero nos falta incorporar tecnología. Tenemos que producir lo que el consumidor necesita.

-Gonzalez: Coincido. Tenemos gente formada y capacitada pero necesitamos traer determinadas tecnologías.

-Bachur: Creo que desde la producción nos falta un largo camino, que tenemos que pasar de la cantidad a la calidad. Pienso que todavía somos un país productor de commodities. Me imagino una Argentina con una agroindustria rural verdadera. La especialización es muy importante. Si vemos como creció Perú con la quinoa... No solamente sería interesante pasar de una agricultura de commodities a la horticultura, sino producir otro tipo de trigos, otro tipos de maíces.

-¿Qué rol deberían cumplir el productor, el industrial y el consumidor?

-Gonzalez: El consumidor tracciona la demanda, sin ninguna duda. Hay consumidores más particulares en Europa. En Argentina no tenemos todavía esa fuerza como consumidor que tiene en Europa.

-Stacey: Al consumidor le falta un poco más de conocimiento para poder exigir más. En otros países el consumidor mira la etiqueta y sabe qué está comprando, acá nos falta más información, quizás de parte de las instituciones. Tal es el caso de sellos de calidad, de alimentos orgánicos. Aquí, el consumidor no exige tanto en estos casos. Te pongo un ejemplo: el 99% de los alimentos orgánicos se exporta. Creo que ahí es donde nos está faltando educar al consumidor. Que el consumidor tenga la información para decidir qué comer.

-Hay un vínculo productor-consumidor. ¿Tenemos en claro lo que significa ese producto en la mesa...?

-Bachur: Hay un tema que es la distancia (red de intermediarios entre producción y consumo). Europa va hacia el consumo local y la gente tiene un conocimiento enorme de lo que produce. Pero eso tiene que ver con la educación en la escuela y la educación en los medios. Muchos alumnos no conocen qué se produce. Entonces es un tema muy importante de educación. Fomentar lo que nosotros producimos, aunque sea en un porcentaje chiquito, no va a cambiar la exportación. Cuando un país es gran exportador de alimentos, lo que no se consume no genera ni conocimiento ni identidad. Ese es un circuito que nos falta mucho para entenderlo. Para enamorar hay que conocer. Hay un tema de valorizar lo que tenemos. Argentina en el mundo es reconocida solo por la carne y la soja. Pero en Argentina tenemos mucha más producción que eso.

-Gonzalez: Estoy totalmente de acuerdo con lo que decís, pero la tecnología también es muy importante. Porque para llevar la mercadería que tenemos necesitamos tecnología, trasladarla en camiones apropiados. Es necesario ambas cosas, valorizar lo nuestro e incorporar tecnología.

-Stacey: Argentina tiene un país muy diversificado. Tenemos que ofrecerle lo mejor y lo propio de cada lugar. Eso es lo primero que tenemos que hacer, luego tenemos que pensar como ofrecer ese producto como jugo, etc, pero primero es ofrecer ese sentimiento que es el producto.

Primero tendimos a producir volumen, después sumamos controles de sanidad, ahora decía Claudia tenemos que ir por la calidad. ¿Las empresas que se acercan al INTI o al INTA qué buscan?

-Stacey: Las empresas que vienen al INTI, nos piden mejorar la calidad de la planta y la productividad. Y ni que hablar si pensamos en exportar. Mantener un sistema de inocuidad y de calidad evita el desperdicio de alimentos y mejora la productividad. Argentina tiene convenios para evitar reducir el desperdicio de alimentos y es una cuestión de logística.

Y el que consume alimentos va a producirlo por sus cualidades nutritivas, saludables y visuales. Cada vez hay más empresas que nos piden estudios de vida útil y sensoriales, y les cuento que tenemos nariz e iris electrónico.

-¿Qué importancia tiene la incorporación de la educación en alimentos en los chicos?

-González: Uno de los criterios es enseñar al chico a comer sano, después la relación del alimento con el medio ambiente, y además qué hacer con el envase. Creo que son los temas que tienen que lidiar.

-Stacey: Creo que se está empezando a incorporar educación o información a las nuevas generaciones.

-Bachur: somos lo que comemos, la escuela es muy importante, pero primero tenemos que querer lo que producimos. Mi sueño es que los chicos argentinos conozcan su país y lo que producen en su país, como sucede en otros países.

María Paula González 


(Más información en revista Chacra Impresa de enero 2017)