Mercados USA

Final con bajas para soja y trigo

El maíz se las arregló para conseguir un nuevo incremento en las cotizaciones
Chacra
6 de Marzo de 2018

07/03/18-Para trigo y soja fue un martes en reversa, más que nada producto de una toma de ganancias y de ajustes que empiezan a realizarse de cara al nuevo WASDE USDA que se conocerá el próximo jueves, y que además llegará junto con información oficial de la producción agrícola en Brasil y China). Se considera improbable que el USDA ajuste la cosecha argentina en la magnitud que espera el mercado.

Al trigo le tocó perder no sólo por las ganancias que había acumulado sino además por la sensación de que el cereal USA ha llegado a un punto en que su competitividad se encuentra comprometida. Así, cedió 0,6% en Chicago y 0,7% en Kansas. La licitación egipcia seguramente será ganada una vez más por Rusia, que viene con precios en ascenso, si bien el techo no estaría demasiado lejos. Ayer el USDA mejoró en 1 punto la condición bueno-excelente del trigo USA, si bien sigue siendo la más pobre en una década. La seca sigue firme en las Planicies del sur y no habría alivio hasta superada la primera mitad de marzo, como mínimo.

Cierto vértigo vinculado con el nivel de precios que ha alcanzado la harina de soja y la necesidad de hacerse de las ganancias generadas en las últimas ruedas determinaron que la harina de soja perdiera 1.4%. Se espera que la situación en nuestro país genere nuevos negocios para la harina de soja USA, que es más cara que la elaborada aquí. "Desde luego eso va a empujar los futuros del derivado, pero por ahora todo indicaría que hemos ido demasiado lejos", explica un trader. Paralelamente se observó una movida destinada a vender harina y comprar aceite, que hizo que este último ganara 0.9%. El poroto cedió 0.3%, condicionado además por datos de Informa Economics que ubican la siembra 2018 por encima de lo que está estimando el USDA. Como fuere, la baja en soja sólo alcanzó a las posiciones cercanas.

El maíz ganó 0,3%, sustentado en los datos de Informa Economics, que considera que en 2018 se sembrará una superficie menor a la que está proyectando el USDA. También suman para el bando de los precios las preocupaciones por la safrinha brasileña -a pesar de que han logrado recuperar el retraso que traía la siembra- y la buena marcha de las exportaciones USA. Chicago trata ahora de saber si las preocupaciones por la situación argentina son justificadas en el caso del maíz. "Las noches ahora son frescas y eso alivia la situación de muchos lotes", razona un conocido analista, punto discutible si se considera que en muchos casos el daño ya está hecho.