ECONOMÍA

Productores del Sur mendocino anunciaron un plan de lucha por el bajo precio de la fruta

Productores del Sur mendocino anunciaron un plan de lucha por el bajo precio de la fruta.
Los Andes
13 de Marzo de 2018

 13-03-18 Los productores de fruta de carozo no quieren esperar más y anunciaron que iniciarán un plan de lucha por el bajo precio y la crisis en el sector. Entre el miércoles y viernes prepararán asambleas masivas con el fin de debatir las medidas de fuerza que podrían poner en práctica.

Según trascendió, hubo una llamada desde el Ministerio de Economía de Mendoza, por lo que el ministro Martín Kerchner estaría dispuesto a recibir a los representantes ruralistas este miércoles en Casa de Gobierno a primera hora. Sin embargo, los productores descartaron esa posibilidad y pretenden que sea el titular de la cartera económica el que viaje al Sur provincial.

"Llevamos dos meses esperando y la situación no da para más, nos cansamos de esperar, queremos que vengan el ministro", manifestó Aníbal Luna del Pos-Cra de Real del Padre, distrito de San Rafael.

En consonancia, Carlos Achetoni, director de Cuyo de Federación Agraria replicó: "No hay respuestas por eso decidimos lanzar un plan de lucha".

La crisis en el sector frutícola se anunciaba desde fines de 2017 y a principios de enero de este año llegó a su punto más caliente.

Para bajar los ánimos, el 9 de enero pasado, Kerchner viajó a General Alvear con gran parte de su gabinete y, además, lo acompañaron dos funcionarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación: Santiago Hardei, secretario de Agricultura Familia, Coordinación y Desarrollo Territorial; y Andrés Murchison, secretario de Alimentos y Bioeconomía.

En el cónclave en la sede de la Cámara de Comercio alvearense, acordaron flexibilizar las líneas de financiamiento que el Gobierno puso a disposición a través de Mendoza Fiduciaria ($100.000 a sola firma) para cosecha y acarreo o desecado, mientras que el pedido de subsidio de $1 por kilo de fruta quedó en el aire.

"Pasaron dos meses desde esa reunión y la cosa no da para más, los productores están desesperados. Gran parte de la ciruela quedó en la planta", afirmó Javier López, presidente de la específica de agricultura de la Cámara de Alvear.

En cuanto a los créditos, "era para palear la emergencia pero al final no fueron ágiles como se dijo y además bastante complicados como de costumbre", agregó Luna.

Los productores aseguraron que de unas 110 carpetas presentadas para acceder a los créditos hasta el momento solamente se entregaron 26 a través de la comuna de Alvear.

También concordaron en que el precio de la ciruela "es bajo" y el industrial "sólo acepta la de primera" que está en los $3,50. La que está por debajo de 45 unidades por kilo "es considerada de segunda o no apta", aclararon Luna y López. En ese caso, el valor ronda los $2,70 por kilo de ciruela.

"Querían que el productor la secara y aguantara, pero el costo del secado es muy alto ($2,50 por kilo) y además muchos no tienen espalda para esperar 6 u 8 meses, venimos de dos años muy malos y el productor necesita el dinero", añadió Achetoni.

Por el momento, la convocatoria que lanzaron los referentes ruralistas está apuntada a las asambleas para definir si toman medidas más drásticas. Una será en la ruta nacional 143 en la zona de La Olla, en el distrito de Real del Padre en San Rafael, y la otra en Bowen, distrito del este alvearense.

"Enterré la mitad de la ciruela"

José Luis Becerra tiene una pequeña finca en La Llave Sur en San Rafael. El productor de 39 años se hizo popular días atrás después de publicar en las redes sociales unas fotos pasando la rastra sobre la ciruela en el piso. Lo acompañó con el comentario: "En esto queda mi sacrificio de todo un año enterrado gracias al bajo valor que tiene la producción".

En diálogo con Los Andes, Becerra aseguró que "puede vender una parte de la ciruela y sin precio. Recién lo pagarían entre junio y julio con suerte y ahí me voy a enterar si hubo descarte o no, porque la ciruela chica no la quieren".

Además sostuvo que "me quedan unos 1.500 kilos de ciruela que sequé el año pasado pero no la quieren pagar, un poco más y hay que regalarla. Esto no me pasa a mí solo, mucha gente de la zona está igual".