SOJA

La compra a EE.UU. acentuó la baja de precios locales

El USDA reportó una nueva venta del poroto a Argentina por otras 120.000 tn, pero operadores indican que hubo mayores volúmenes de adquisiciones.
El Cronista
12 de Abril de 2018

 12-04-18 El Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) reportó ayer una nueva compra argentina de soja norteamericana, con entrega para después de septiembre próximo. Así, tras 20 años de no pisar ese mercado, Argentina sumó en dos jornadas 240.000 toneladas informadas por el USDA. La segunda adquisición consecutiva en el país norteamericano de soja volvió a pegar de lleno en las cotizaciones. Primero, envalentonó a los futuros de Chicago, que llegaron a acercarse a u$S 390 la tonelada durante la rueda de operaciones, aunque finalmente ajustaron con una baja marginal contra el cierre previo.

En Rosario, en tanto, la noticia volvió a influir en las bajas de la oleaginosa. La posición mayo 18 retrocedió 0,8% hasta u$s 317,5 la tonelada, un valor que tenía hace una semana. El impacto sobre el contrato noviembre 18 local fue limitado: apenas 1 dólares menos que el cierre previo, hasta u$s 333 la tonelada.

Como informó ayer El Cronista, la primera operación la hizo Vicentín. Y diversas fuentes del mercado comentaron que la compra de ayer también fue hecha por la empresa, un importante jugador en el procesamiento de soja y en las exportaciones de derivados del poroto, incluido el biodiesel.

Pero es más entre los que operan en el segmento de commodities agrícolas circuló que las compras argentinas habrían sido por un volumen superior al reportado por el USDA, que solo está obligado a reportar transacciones por encima de las 100.000 toneladas. Con cuatro o cinco operaciones, explicaron operadores, el volumen de soja norteamericana comprado por argentinos escalaría a por lo menos 450.000 toneladas. Todos son negocios con entrega para octubre o noviembre, una fecha en la que ingresa la cosecha de EE.UU. al circuito comercial y en la que las reservas de la vieja cosecha local sobre todo este año diezmada por la sequía suelen ser escasas.

La explicación de qué llevó a las compras sojeras en EE.UU. está dada por "la fuerte caída en la producción argentina por la sequía y el aumento resultante de la capacidad ociosa de las fábricas locales", comentó el reporte diario de la corredora de granos Zeni.

La fuerte retracción de la soja en Chicago que se dio luego de que China amenazara, la semana pasada, con aranceles de 25% para el producto norteamericano, se dio al mismo tiempo que subían las primas para la oleaginosa sudamericana (como sucedió en Brasil y Argentina) y también los valores de la mercadería local. La posición mayo 18, en ese sentido, tocó un máximo histórico el lunes, al cotizar a u$s 323 la tonelada, mientras noviembre18 se ubicó en el arranque de la semana en u$s 338,5.

En ese sentido, el analista Iván Barbero expuso que al martes, "neto de retenciones, la posición julio en el Matba muestra un sobreprecio de 10% contra Chicago del 10%, nunca visto para esta época". El analista indicó que hacia fines de febrero esa brecha se ubicaba en 5,8% y a fin de enero, el ratio estaba en 1,5%".

En tanto, según consignó la agencia Reuters, el jefe del Consejo Estadounidense de Exportadores de Soja, Jim Sutter, dijo que por la "cosecha pobre en Argentina" es probable que haya más importaciones.

China busca harina

En tanto, Reuters informó que tras el renovado enfrentamiento entre EE.UU y China, inversores del gigante asiático han recurrido en masa a la compra de opciones para la harina de soja, a fin de prepararse ante un alza en los precios, lo que ubicó a los futuros a septiembre en máximos históricos de 3400 yuanes por tonelada.