SOJA

Con sequía, la historia del lote afecta a la soja

Según un informe de la organización rural CREA, el monocultivo de soja tiene un impacto desfavorable en la productividad del cultivo, que se acentúa en los períodos secos.
revistachacra.com.ar

13/04/18 Tras el relevamiento de 19,2 millones de hectáreas de once regiones agrícolas, con una historia de registros de 9 a 22 campañas, la organización rural CREA llegó a la conclusión de que "tanto en el mediano como en el corto plazo, el monocultivo de soja tiene un impacto desfavorable en la productividad del cultivo, que se expresa con mayor intensidad en aquellos ciclos con restricciones hídricas".

La investigación fue dada en el marco del Proyecto Rotaciones de CREA, el cual permitió sistematizar y almacenar en una sola plataforma los datos de las zonas productivas a nivel nacional.

Lee también: Federación Agraria se pronunció en contra de la importación de soja 

El análisis estadístico de dos campañas (casi 90% de los datos sistematizados) mostró que el rendimiento promedio del cultivo de soja sobre soja descendió 5,6% respecto de la soja sembrada con una gramínea como antecesor. Cuando ese esquema se repetía por tres campañas seguidas, la caída del rinde era de 6,2%. Tales proporciones fueron mayores en ciclos ENSO Niña (restricciones hídricas), mientras que se atenuaron en ciclo Niño (precipitaciones superiores a las normales). Los análisis de mediano plazo reflejaron resultados similares.

El trabajo mostró, además, que las situaciones con 40% a 60% de gramíneas en la rotación generan balances de carbono orgánico del suelo prácticamente neutros.

Por último, se pudo verificar también una asociación positiva entre las rotaciones con mayor participación de gramíneas, y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), así como una mejora en los balances de materia orgánica y de fósforo de los suelos.

Etiquetas: soja