Tecnología agrícola

La edición de genes, la clave de la semilla del futuro

Revista Chacra visitó la planta de investigación y desarrollo de Monsanto, en el noroeste bonaerense. La compañía ya piensa más allá de la transgénesis.

La edición de genes es uno de los caminos del mejoramiento vegetal para lograr la semilla del futuro. Esta herramienta de avanzada se plantea como el siguiente paso que dará la biología molecular.

Para conocer de primera mano cómo trabajan científicos e investigadores para implementar esta técnica, Revista Chacra estuvo en la planta de investigación y desarrollo de semillas de Monsanto en la localidad de Fontezuela, en el noroeste de provincia de Buenos Aires.

Federico Vartorelli -Director de Investigación de la compañía para América del Sur-, inauguró la visita a la planta, donde la compañía norteamericana tiene su base de desarrollo genético de semillas de soja y maíz.

Para la empresa, destacó el directivo, el objetivo del desarrollo implica adelantarse diez o quince años a la demanda de los productores. Esa fue la anticipación para que el directivo señale que el desafío de la empresa a futuro, en el campo de la investigación y desarrollo genético, es la implementación de la edición genética.

Este método se basa en la modificación del genoma de cualquier organismo vivo, al "editar" sus genes.

De acuerdo a Vartorelli, la herramienta de edición funciona como "tijeras moleculares", que permiten cortar una secuencia genética específica e insertar cambios en ella

El objetivo de la inversión que planea la empresa en esta dirección es la aceleración de los desarrollos de la semilla a menor costo, además de no introducir genes foráneos a las especies vegetales. Al respecto, el gerente de Monsanto enfatizó: "Nosotros creemos que la edición génica va a aportar mucho, sobre todo, a la sanidad de los cultivos. La biotecnología comenzará a hacer disrupciones más concretas, saltos más importantes. Con todo esto, vemos que va a terminar complementando la investigación a futuro". 

 Respecto al impacto que tendrá esta tecnología a la sanidad de los cultivos, el directivo agregó: "Hay que pensar que el 25% de la producción mundial termina cada año desechándose por enfermedades que contraen los cultivos. Nosotros creemos que la edición génica representa la solución a dicho problema y que va a aportar mucho para el control de las adversidades sanitarias", amplió el director de Monsanto.