MAQUINARIA

Las sembradoras bajan sus costos de operación

Marca tendencia la preocupación del productor en mejorar la calidad del trabajo y aumentar la capacidad de operativa en búsqueda de reducir costos de producción a través de acortar los tiempos de trabajo.

 05-06-18 El productor no forma precios sino que es tomador de ellos y esa es la razón por la cual siempre piensa en aumentar el margen bruto de cada actividad, para lo cual controla los costos de producción en forma férrea. Eso lo lleva a ser muy eficiente en cada negocio.

Por otra parte, las ventanas de tiempo para hacer cada trabajo en el campo son cada vez más acotadas, es decir, hay una tendencia a que se reduzcan los tiempo óptimos de siembra, de cosecha, de pulverización, y si no se ajusta cada operación al tiempo indicado, la baja del rindes es cada vez notable, y también lo es el castigo a la empresa.

La reducción de los tiempos disponibles se basa en razones de diferente índole como por ejemplo genética de la semilla cada vez más específica, los nuevos métodos de extracción de muestra de suelos y clara correlación entre la fertilidad y los rindes (equipo Veris), condiciones climáticas bastante inestables.


La sembradora no escapa a esta tendencia, por ello es que se desarrollan máquinas e innovaciones que aumentan la capacidad de trabajo de los equipos que fueron y serán adoptadas por el productor por su practicidad. El aumento del tamaño de los equipos, no es el único camino y menos, el más efectivo. Más bien lo es el aumento de la eficiencia en el uso y en los mejores diseños de los equipos.

En ese rumbo es que aparece el acoplado que, mediante el uso de un flujo de aire a presión, alimenta la tolva de la sembradora sin detener el equipo.

En resultado final es la reducción de los tiempos de recarga de la tolva, con lo cual se aumenta la capacidad de trabajo sin aumentar la velocidad de siembra -no recomendable con los equipos de aplicación corriente- ni aumento del ancho de siembra, que impone mayor utilización de potencia, que implica mayor inversión para que su resultado se note.


Este carro tolva adicional puede aumentar la autonomía de siembra en proporciones notables, incluyendo su duplicación, e incidir en forma notable en la capacidad de trabajo y el costo operativo del equipo.

El flujo entre el carro tolva extra y la sembradora en dos tubos. La turbina del carro, accionada desde la toma de potencia del tractor.

Este nivel alcanzado de aumento, dependerá de la pericia de quien maneje la logística de la siembra y de la configuración del equipo entre otras cosas. Es decir que, más allá del beneficio, este podrá ser mayor o menor de acuerdo a la forma y dimensiones de los lotes de siembra, el tipo de sembradora sea una drill, air planter, de conducción de semilla por gravedad, de dosificación mecánica o neumática.

Puede decirse que el beneficio alcanzado estará acorde al nivel tecnológico de arranque del equipo. En ese sentido, ahora no se puede definir su techo.


Su acople a la sembradora es realmente sencillo sin necesidad de usar ninguna herramienta de mano o implemento especial, y cuando el operador lo juzgue conveniente. Solo será necesario contar con un acople en la parte superior de la tolva de la sembradora para enchufar el tubo conductor de semilla proveniente del acoplado.

El funcionamiento del acoplado tolva durante la siembra es semi - automático en el sentido de que, el paso de la semilla se acciona desde la cabina del tractor, al accionar el movimiento de la turbina de aire y la sembradora cerrando a secuencia. La automatización puede incrementarse con la configuración del equipo para que se acople la alimentación de desde el acoplado, cuando el nivel de semilla en la tolva de la sembradora alcance un nivel programado por el operador.

Las fertilizadoras también pueden trabajar en equipo con este tipo de tolva alimentadora en movimiento.

Desde los números de la capacidad

La utilidad del servicio de esta tolva se puede visualizar también, mediante el cálculo de capacidad de trabajo, que se suele aplicar en el cálculo de los presupuestos de siembra.

Todo arranca desde una fórmula: Ct (ha) = a (m) x V (km/h) x coeficiente de tiempo efectivo x 0,1 Dónde: Ct (ha/h): es la capacidad de trabajo de la sembradora expresada en la cantidad de hectáreas que el equipo siembra por hora a (m): es el ancho de siembra en metros.

v (km/h): es la velocidad de avance en quilómetros por hora efectivos Coeficiente de tiempo efectivo: expresa el tiempo durante el cual la máquina esta clavada y avanzado en siembra vs. el tiempo que vira en cabeceras, se abastece de semilla, fertilizante y gasoil, o bien repara eventuales roturas (mangueras, pérdidas de aceite, etc).

0,1 es un coeficiente para pasar de unidades (Ct = a (m) X v (km/h) X 1.000 (m) / 1 (km) X 1 (ha) / 10.000 m2).

Volviendo al coeficiente de tiempo efectivo, que se menciona en el recuadro, podemos ampliar diciendo que si es de 0,85, quiere decir que el 85% del tiempo (horas y minutos) que le llevó al equipo sembrar un lote.

Por ejemplo en un lote de 600 ha, sembrando trigo, estuvo la máquina en posición de siembra, es decir calvada y avanzando sembrando, el 85% el tiempo total. El 15% restante, incluye los minutos y/u horas de trabajos indirectos o bien pérdidas de tiempo como se denomina en la bibliografía y que comprenden vueltas en cabeceras, carga de tolva, carga de gasoil, reparaciones. Es decir, se puede medir a campo que el equipo estuvo sembrando efectivamente 85 horas, y 15 horas abasteciendo y reparando.

La forma más práctica para aumentar la capacidad de trabajo es bajar las pérdidas de tiempo. Ello se logra por un lado haciendo un mantenimiento preventivo minucioso del equipo en épocas de no siembra. Y por otro reduciendo los tiempos de abastecimiento. La tolva extra reduce estos tiempos al aumentar la autonomía de la sembradora de manera notable. Por ejemplo si la tolva de la máquina lleva 5 m3 de capacidad, y la tolva adicional otros 5 m3, se duplicó la autonomía de la máquina, y se alargan los tiempos de abastecimiento de semilla. Por la misma razón es importante el tamaño del tanque de gasoil del tractor, pero esa es otra historia.

Fuente: Clarín