Agronegocio

Por la sequía, se perdieron las toneladas del ciclo maicero 2013/14

El dato surge de un nuevo informe de FADA, que indica que, debido al clima, las mermas en maíz y soja fueron de 26 millones de toneladas

18-06-2018 Se presentó un nuevo informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en el cual ya va quedando claras las pérdidas que dejó la sequía a la que estuvieron sometidos los cultivos de verano. 

"Las pérdidas conjuntas de maíz y soja totalizaron las 26,2 millones de toneladas de granos, equivalentes a 935.000 viajes de camión menos", advierte David Miazzo, economista de la entidad.

Sin embargo, hay otro dato que alarma aun más. Estas pérdidas representan 8.283 millones dólares de ingresos para la macroeconomía, agrega el analista de la Fundación. 

Lee también Proyectan un aumento de 4% en la superficie sembrada 

Esta valuación, aclara el documento que respalda los dichos de Miazzo, se hace a precios actuales, pero también podría hacerse a los precios del año pasado, que son un 10% inferiores para los casos de soja y maíz.

Por su parte, la Fundación hace mediciones trimestrales sobre el "Índice FADA", que marca la participación de los impuestos en la renta agrícola. Este índice indica que para junio 2018, calculado con el efecto de la sequía, marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 55,8%. 

Es decir, Cada $100 de renta que genera una hectárea agrícola promedio, $55,80 se lo llevan los distintos niveles de gobierno. Este índice bajó en relación a la anterior medición de marzo de 2018, que había arrojado un 64,1%.

En soja, al ser un cultivo que paga retenciones, la participación del estado es mayor que en otros casos. 

Finalmente, el informe compone un panorama general. "Con respecto a junio de 2017, subieron los precios internacionales y los internos. El precio internacional de la soja subió un 10% y el precio local para el disponible aumentó un 15%, que incluye el efecto por la reducción de los derechos de exportación. En el caso del maíz, los aumentos fueron equilibrados, incrementándose un 11% en ambos mercados", señala. 

En referencia al dólar, Cuando el dólar evoluciona por encima de la inflación, genera un impacto positivo sobre los sectores exportadores, ya que hace incrementar los ingresos (en dólares) por encima de los gastos (que, en parte, son en pesos), afirma el trabajo, en consonancia con lo que está sucediendo en este momento como parte de los agronegocios. 


Etiquetas: agricultura, maíz