EMPRESARIAS

Los Grobo perdió más de $1000 millones

La firma duplicó sus pérdidas de una campaña a otra. Lo atribuyó a la magra cosecha en términos productivos y a la "fuerte" devaluación de mayo y junio.

13/09/18 La difícil situación económica del país también repercutió en los números de una de las firmas referentes del sector agropecuario.

Los Grobo Agropecuaria cerró su balance anual, finalizado el 30 de junio, con fuertes pérdidas producto principalmente de dos incidentes: la sequía que azotó a la producción agrícola durante la cosecha gruesa y la devaluación de la moneda en los meses de mayo y junio.

El balance marcó que el ejercicio cerró con un resultado negativo, antes del impuesto a las ganancias, de $ 2552,5 millones, para un resultado integral final que arrojó una pérdida de $ 1007,5 millones. La ganancia antes de los resultados financieros fue de unos $ 1020 millones, contra $ 202 millones del período anterior, pero la fuerte suba de los resultados financieros repercutió en una pérdida del ejercicio de $ 1926 millones, que descontado otros ingresos derivaron en el resultado integral mencionado. "La sociedad ha incrementado sus resultados operativos antes de resultados financieros en un 187%. El incremento en los resultados financieros se debe principalmente al resultado por diferencia de cambio, generados por la exposición de activos y pasivos, combinado con la fuerte devaluación de mayo y junio", destacó la compañía, que especificó ingresos por $ 8991 millones.

La pérdida final del ejercicio anterior había sido casi la mitad: unos $ 515 millones (finalizado en junio 2017). Sin embargo destacó como positivo la variación del tipo de cambio en el sentido de que su mayor valor "genera beneficios al sector agroindustrial, a la cadena de valor relacionada con el agro".

También adelanta un escenario optimista y estable de precios internacionales de granos y buenas condiciones climáticas.

Respecto a la comercialización de granos e insumos, la compañía operó 1,4 millones de toneladas, mientras que el volumen de granos acopiados fue de 1,3 millones de toneladas, "cumpliendo los objetivos previstos". Para la próxima campaña sí estima una comercialización de 1,9 millones de toneladas, con una extensión de la superficie a sembrar del 34% (130.000 hectáreas).

Si bien define a la campaña precedente como "magra" en términos productivos por la sequía, resalta que los resultados económicos del sector no fueron de la misma magnitud por el aumento de precios y el tipo de cambio efectivo en la liquidación de granos. "El sector proyecta aumentos en el área de siembra de trigo, cebada y maíz". Destacó que la sequía causó pérdidas de rendimiento del 25% y 33% para maíz y soja.

Esto ocasionó aumentos de precios de los granos, que sumado a un contexto de devaluación y licuación de gastos "originaron resultados por encima de las proyecciones iniciales".

Fuente: El Cronista Comercial