RETENCIONES

"En 2008 CFK también decía que eran un impuesto malo"

El Presidente de CRA, Dardo Chiesa, dialogó con Chacra TV sobre la presencia del Presidente Macri en Jonagro y las definiciones sobre retenciones.
Carola Urdangarin
13 de Septiembre de 2018

 13-09-2018 En el marco de la Jornada Nacional del Agro 2018, el titular de la entidad de la Mesa de Enlace que organiza el evento -CRA-, Dardo Chiesa, dialogó con Chacra TV sobre las definiciones del Presidente de la Nación en la apertura de Jonagro.

"Está muy bien que Macri haya dicho que las retenciones son temporales, y que al ser una suma fija van a tener una erosión con el paso del tiempo, aunque esperamos que no sea grande porque eso significaría que la economía no va bien", aseguró Chiesa.

En esa línea, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas indicó que en los últimos días tuvo la oportunidad de dialogar con Rogelio Frigerio (Ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda) y otros funcionarios acerca de las fuertes respuestas de la entidad a la vuelta de las retenciones, en las que había calificado la medida como "una traición".

"Nosotros no podemos aceptar retenciones de nadie", dijo, y agregó: "No lo hicimos en 2008, estuvimos 120 días en las rutas". Para él, es de destacar que en aquel momento "Cristina Fernández también creía que las retenciones eran un impuesto malo o nefasto, y ahora Macri piensa lo mismo".

Chiesa advierte que economistas y técnicos encuentran otras herramientas "no tan nocivas para la producción y el empleo como son las retenciones, que probablemente sean más trabajosas de cobrar, pero no son tan nocivas".

"Las retenciones van contra el productor, contra las comunidades del interior, contra el federalismo y contra toda la esencia productiva agropecuaria del país", sentenció.

Sin embargo, el líder de CRA adelantó que continuarán acompañando al Gobierno nacional: "Sabemos que Macri eligió el camino difícil porque hubiese sido más fácil tomar medidas populistas y con menos costo político".

Chiesa concluyó resaltando que desde el sector agropecuario se valora "haber elegido el camino difícil", y por eso "le van a decir -como hacen los amigos- lo que está bien y lo que está mal, con intención de construir lo mejor para todos".