TRÁMITES

Entró en vigencia el SISA con novedades

Unifica cuatro registros y tres regímenes de información correspondientes al Senasa, el INASE y la AFIP. Es 100% online y beneficia a 70 mil productores.
1 de Noviembre de 2018

 01/11/18 Desde hoy está vigente el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), que reemplaza a los registros y regímenes informativos vinculados a la actividad de producción y comercialización de granos y semillas en proceso de certificación (cereales y oleaginosas) y legumbres secas, informó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

El SISA reemplaza al Registro fiscal de operadores de granos (RFOG-AFIP), el Padrón de productores de granos monotributistas (PPGM-AFIP), el Registro fiscal de tierras rurales explotadas (TIRE-AFIP) y el RENSPA Agrícola (Senasa) y los regímenes informativos: "Declaración Jurada de Siembra y Origen de Semillas" y "Declaración Jurada de Producción y Reserva de Semillas" (INASE), "Régimen Informativo de Capacidad Productiva y Producción" (AFIP) y "Declaración Jurada de Producción de Granos anual" (Senasa).

 Lee también: El desafío de promover peras y manzanas argentinas

Con una operatoria 100% online, la medida es parte del plan de simplificación productiva que lleva adelante el gobierno a partir del cual se beneficiará a 70 mil productores del comercio de granos y premia a quienes tengan un mejor comportamiento fiscal.

"El SISA reduce en más del 50% la información requerida y la cantidad de declaraciones juradas por año. Lo que estamos haciendo es ahorrarle tiempo a todos los productores y a todos los empresarios, para que se dediquen a lo que saben, que es producir", destacó Ricardo Luis Negri, presidente del Senasa.

Los productores agropecuarios deben inscribirse en el SISA, ingresando al sitio web de la Administración Federal de Ingresos Públicos, con clave fiscal, según el procedimiento que determine ese Organismo. Para poder operar con el SISA, es obligatorio que te encuentres adherido al Domicilio Fiscal Electrónico.

Lee también: El SITA, una herramienta para la trazabilidad apícola

La información vertida en la inscripción en el SISA se reenviará al Senasa como organismo competente en la materia, que validará los datos recibidos y tras esto el productor se encontrará habilitado para comenzar a operar.

El sistema otorga una calificación que le permite al contribuyente acceder a los distintos beneficios estipulados por el scoring. En caso de que detecten inconsistencias en la calificación, durante noviembre, los contribuyentes podrán corregirlas. Vencido ese plazo, la calificación otorgada permanecerá por 2 años.