AGRICULTURA

El Gobierno proyecta una cosecha de 140 millones de toneladas

Si las lluvias llegan, la producción para 2019 será 1,4% más que lo estimado hace un año.
8 de Noviembre de 2018

08/11/18 Los cambios en la política económica que incluyeron tres devaluaciones desde mayo pasado, sumado al aumento de tasas y a la peor sequía de los últimos 50 años, no serán un ancla -según la Secretaría de Agroindustria- para que el campo logre una producción granaria de 140 millones de toneladas en la campaña 2018/2019. Así lo proyectó al publicar sus primeros números, las cuales serán "récord" dado que supera en 1,4% lo estimado hace un año. La misma se concretará siempre y cuando las lluvias acompañen. Los pronósticos indican que las precipitaciones serán dispares.

Antes de dar a conocer los números, la Secretaría explicó las herramientas que utilizó para estimar la cosecha. Últimamente, Agroindustria tuvo diferencias con las respectivas Bolsa de Cereales a partir de la no coincidencia en los números de producción. En su defensa, el Gobierno informó que tienen un "método" distinto.

Explicado esto, los técnicos entienden que el trigo es nuevamente el ganador por tercera vez consecutiva al estimar una cosecha de 20,1 millones de toneladas, lo que lo poner por arriba de las 18,2 millones de toneladas, es decir 10,5 por ciento.

Un tema no menor, y que llamo la atención de representantes de las Bolsas que presenciaron el encuentro, es que Agroindustria no ve bajas pese a la ausencia de lluvias en parte de la región núcleo y luego la presencia del granizo, lo que para los privados marca una baja en los rendimientos.

Respecto del maíz se proyectó una cosecha de 49,7 millones de toneladas. Acá se observa una baja del 2,8% dado que hace un año se estimó 51,1 millones de toneladas.

Tampoco se dieron casi cambios en la soja. En las proyecciones 2017/2018 se informó que la oleaginosa alcanzaría los 54,25 millones mientras que ahora se estimó una cosecha de 53,23 millones de toneladas. La baja es del 1,8 por ciento.

Todo esto sumado a los demás cultivos (16 millones de toneladas) hace un total de 140 millones de toneladas que como se dijo al principio supera en 2 millones lo proyectado en 2017.

No está mal decir que luego vino la sequía que "nadie supo ver" y que finalizó con una campaña de 112 millones, es decir 18,8% menos que lo anticipado. Por lo pronto se entiende que esta vez llega la lluvia, dispar, pero llega. Habrá que seguirlo día a día señaló el director de Clima y Agua del INTA, Carlos Di Bella durante su alocución.

Pero de todo esto lo que mas le interesa al Gobierno es saber si los precios acompañaran la cosecha "récord".

Para el maíz Agroindustria entiende que habrá una oferta para la exportación de 28 millones de toneladas y de 58 millones en el caso de la soja, Tomando el valor FOB a abril/marzo de 2019 respectivamente, los ingresos sólo para estos dos primeros cultivos llegarían a los u$s24.000 millones.

La ayuda del campo no le viene mal al Gobierno a partir de su necesidad de hacerse de los dólares para controlar el tipo de cambio. Pero este dependerá y hablamos de precios, de la pelea comercial entre EE.UU. y China, que tiene a los productores norteamericanos con la soja "pudriéndose" en el campo.

En ese sentido, el agregado agrícola de Estados Unidos en la Argentina, Lázaro Sandoval, señaló ayer que los próximos cuatro meses se tiene que definir si vuelven a vender soja al país asiático, dado que luego llega la cosecha sudamericana. Pero el funcionario no se jugo a que haya alguna solución con China en el corto plazo.

Será entonces para alquilar balcones y ver si finalmente como adelantó Donald Trump a través de Twitter, logra un acuerdo con su par chino Xi Jinping en el encuentro del G20 en Argentina.

Fuente: BAE