ACTUALIDAD

Impulsan la modernización del agro en las Américas

El Banco de Desarrollo de América Latina y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura firmaron un acuerdo.
3 de Diciembre de 2018

 El presidente ejecutivo de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), Luis Carranza Ugarte, y el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, firmaron en Lima un amplio acuerdo que movilizará recursos de ambas instituciones para estimular la inversión pública y privada en los sectores agropecuario, forestal y pesquero, y potenciar el desarrollo rural.

Entre las primeras acciones derivadas del entendimiento se destacan la realización de misiones a la frontera de Haití y República Dominicana y a la región amazónica de San Martín, en Perú, para la identificación de proyectos de desarrollo productivo. CAF y el IICA contribuirán también con el Plan de Modernización de la Región Occidental de Panamá.

"Esta alianza se sustenta y reconoce las claras complementariedades que existen entre CAF y el IICA, entre el campo del financiamiento y el de los temas de asistencia técnica, entre la infraestructura y el desarrollo productivo", indicó Otero.

El presidente ejecutivo de CAF, Luis Carranza Ugarte, sostuvo que con esta iniciativa ambas instituciones buscan contribuir a incrementar la inversión pública y privada que fomente la innovación y tengan impacto en términos de productividad, equidad, inclusión y reducción de la pobreza en la región.

"Para hacer frente a la desigualdad en nuestros países se requiere un pacto por la productividad que nos permita sostener las mejoras sociales de las últimas décadas, así como generar mayor inclusión y equidad, especialmente en las zonas rurales", explicó.

El acuerdo, que tendrá una vigencia de cinco años, apuntará también a modernizar la institucionalidad en estos sectores, en una alianza que se concentrará en robustecer las cadenas de valor y el acceso a mercados; propiciar actividades de recuperación y uso sostenible de suelos; fortalecer los sistemas de seguros agropecuarios y otros mecanismos de gestión del riesgo claves ante los efectos del cambio climático; y promover estándares de calidad en temas de sanidad, inocuidad de alimentos y trazabilidad.

Fuente: Clarín