CLIMA

Hay miles de hectáreas inundadas en Santa Fe

Son los campos cercanos a Santa Margarita, Pozo Borrado y El Nochero, pero también está lloviendo mucho en otras zonas del norte santafesino.
8 de Enero de 2019

 Un rincón del noroeste santafesino, que se destaca por su buena aptitud agrícola, está inundado por las constantes lluvias que comenzaron a mediados de noviembre y que se aceleraron en los últimos diez días. Los campos más afectados son los ubicados entre el límite provincial con Santiago del Estero y las localidades de Pozo Borrado, El Nochero y Santa Margarita, entre otras.

Roberto Tión, secretario de Ganadería y Lechería de Santa Fe, le aseguró a Clarín Rural que en los últimos diez días se acumularon unos 300 milímetros en El Nochero y contó que también viene bajando mucha agua desde los campos de Santiago del Estero y Chaco.

En esta región, que está al norte de Tostado -la capital del departamento santafesino de 9 de julio-, el agua está arruinando los lotes de girasol que estaban a punto de ser cosechados. "Hay un productor que tiene 2.000 hectáreas lista para trillar y no puede ingresar al campo. Las pérdidas van a ser importantes", reconoció Tión.

También se esperan un impacto significativo sobre los lotes de algodón, un cultivo que había recuperado la zona (sobre todo cerca de San Bernardo) y es probable que algunos productores no puedan implantar los planteos de soja tardía.

Uno de los problemas más importantes que estaban enfrentando los productores es que la vía del ferrocarril Belgrano Cargas estaba funcionando como un terraplén que no dejaba pasar el agua y la "endicaba". Es que todavía falta recuperar las alcantarillas en este tramo del ramal ferroviario, que está en plena recuperación.

En las últimas horas, una cuadrilla del Belgrano Cargas habilitó una de las alcantarillas, lo que permitió que el agua escurra pero va a encontrar otros obstáculos, como la ruta 95, que va de Tostado a Gato Colorado, en el límite con la provincia de Chaco.

Las lluvias siguen siendo importantes en todo el norte santafesino. El domingo en Vera se acumularon más de 100 milímetros, en Gato Colorado 130 milímetros (y también hay dificultades) y en Los Amores unos 100 milímetros.

Si las lluvias dan una tregua, es posible que la situación se normalice en unos 20 días, porque el agua, en forma progresiva, va corriendo de oeste a este hacia los Bajos Submeridionales y luego hacia la cuenca del río Paraná. Pero si continúan las precipitaciones intensas, la situación podría agravarse en los próximos días.

El miércoles, funcionarios de los ministerios de Producción, de Infraestructura y de la Secretaría de Recursos Hídricos de Santa Fe volverán a recorrer la zona para analizar nuevas medidas. También se están considerando la posibilidad de declarar la emergencia agropecuaria en toda esta región.

Los pronósticos no son alentadores. El meteorólogo Leonardo De Benedictis adelantó que para el centro norte de Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones se esperan más de 150 milímetros en esta semana, con lluvias que se concentrarán entre el miércoles y jueves.

Fuente: Clarín