CULTIVOS

La sequía golpea la producción de soja en Brasil

La sequía y las altas temperaturas están acelerando el ciclo de la soja, lo que llevó a algunos agricultores a anticipar la cosecha.
9 de Enero de 2019

 Según agricultores de varias regiones de Mato Grosso, las escasas lluvias en diciembre reducirán los rendimientos de la soja y posiblemente la producción en el mayor estado productor de Brasil. El clima seco y las altas temperaturas también están acelerando el ciclo de la soja, lo que llevó a algunos agricultores a anticipar la cosecha pese a los riesgos de menores rendimientos.

"Tuve 10 días de sequía", dijo Laércio Lenz, quien cultiva soja en Sorriso, la mayor localidad dedicada a la oleaginosa en Brasil. En algunas partes de esa municipalidad, los granjeros han enfrentado un clima seco por alrededor de 20 días.

Para esta temporada, la producción de soja de Mato Grosso se proyecta en 32 millones de toneladas, alrededor de un 25% del total de Brasil, según estimaciones oficiales. Antes de los reportes de la sequía, algunos analistas incluso veían un potencial para llegar a las 130 millones de toneladas.

Lee también: En 2018 aumentó la producción de leche en Paraguay

Lenz dijo que calcular la extensión del daño relacionado a la sequía sólo será posible a medida que progresa la cosecha. Pero en base a datos históricos, los agricultores podrían perder una bolsa de 60 kilos por hectárea. Los rendimientos promedio de Mato Grosso fueron de más de 56 bolsas por hectárea en la última temporada, un récord que es improbable que sea igualado, según Lenz.

Datos de Refinitiv indican que las lluvias fueron dispares y se presentaron en volúmenes relativamente bajos la mayor parte de este mes en Mato Grosso. El pronóstico hasta el 10 de enero es de que las lluvias se mantengan por debajo del promedio en el centro-oeste de Brasil, según los datos.

El este de Mato Grosso fue el más afectado por el clima seco, afirmó Antonio Galvan, jefe de la asociación de productores de granos del estado, Aprosoja-MT.

La situación indica que la temporada, que se inició de buena forma, podría traer pérdidas para los agricultores y llevar a una revisión a la baja los pronósticos de la producción de granos del país, luego de que estados como Paraná y Mato Grosso do Sul también informaron escasez de lluvia.

Fuente: Reuters