BIENERGÍAS

Biogás en Buenos Aires, gran potencialidad y bajo financiamiento

La provincia tiene potencial por su disponibilidad de recursos primarios. Sin embargo, el acceso de pequeños productores es limitado.
11 de Enero de 2019

La generación de biogás a partir de los residuos agrícolas y ganaderos es una alternativa no sólo sustentable, sino económica. Ezequiel Weibel, Ing. Agrónomo, responsable de Biogás Argentina explicó en diálogo con Chacra TV que si bien Buenos Aires cuenta con excelente potencialidad para el desarrollo de bioenergías, la falta de acompañamiento del Estado no colabora con la inclusión de los pequeños productores al sistema. 

"El potencial de Buenos Aires para bionergías es excelente, ya que es una de las provincias con más producción agrícola y agroindustrial del país. La potencialidad desde el punto de vista de los recursos primarios y de la disponibilidad y los requerimientos energéticos es altísima", señaló Weibel. 

Sin embargo, falta un Estado que acompañe el proceso, con financiamiento y requerimientos más simples: "Si hubiera financiamiento ya se empezaría a mover la pelota y se pondrían en marcha varios proyectos que están dando vueltas. Para proyectos pequeños y medianos, la burocracia es una limitante". 

Lee también: ¿Por qué, a pesar del avance, Argentina no logra el 8% de energías renovables?

Respecto a la regulación, el especialista indicó: "Los límites de potencia son bastante altos. Si bien ahora no hay energía comprometida, es decir que una planta que genera poca energía por hora puede acumularla y generar los 500 kilowatt de potencia requeridos, si una planta funciona poco tiempo tarda mucho en pagar la inversión" y agregó que "un incentivo sería bajar los kilowatt requeridos, no demandar tanta potencia. A partir de 100 kilowatt sería más que razonable, con financiamiento y una tarifa que más o menos cierre para hacer rentables los residuos agropecuarios". 

Por último, si bien los pequeños y medianos productores son los que más beneficios podrían tener a partir de este sistema, al aumentar la rentabilidad y sustentabilidad de su sistema, Weibel explicó: "Es difícil que un productor chico pueda poner una planta de biogás. Hoy en día la pelota está del lado de los grandes jugadores, para proyectos de un mega para arriba, y los productores que tienen bajo acceso a financiamiento y gran generación de residuos, no pueden acceder a este sistema".