CLIMA

Inundaciones en Santa Fe: en un mes llovió el promedio anual

Debido a los excesos hídricos, en algunas zonas se perdió prácticamente la totalidad de los cultivos de soja, girasol y algodón. El ganado está en riesgo.
14 de Enero de 2019

 En el norte de Santa Fe, las precipitaciones acumuladas en enero alcanzaron los 400 milímetros y en el último mes llovió, en determinadas zonas, el promedio anual. Las abundantes lluvias registradas se suman al agua que se escurre desde Chaco y Santiago del Estero, lo que complica, aún más, la situación.

De acuerdo con Mario Basan Nickisch -especialista del INTA Reconquista, Santa Fe-, "los recientes excesos hídricos superficiales afectan directamente al norte de Santa Fe, en donde las localidades de Santa Margarita, Nochero, San Bernardo y Villa Minetti presentan una situación grave".

En esta línea, reconoció que en esa zona "se perdió prácticamente la totalidad de los cultivos de soja, girasol y algodón mientras que el ganado menor y mayor está en riesgo". Los excesos hídricos afectan tanto a los parajes rurales como a las zonas rurales.

Lee también: El fenómeno el Niño continuará hasta el otoño

"Para todos los casos, el gobierno provincial priorizó la defensa de las localidades afectadas, al tiempo que brinda apoyo a los Parajes Rurales recurriendo a helicópteros para poder acceder los mismos, así como también dar respuesta a los productores afectados", indicó el especialista del INTA.

"En los últimos 30 días, llovió lo que llueve en un año, lo que no es menor", explicó Basan quien detalló que a esta situación hay que sumarle el agua que se escurre desde Santiago del Estero y Chaco.

"Esto es natural y hay que tenerlo en cuenta", subrayó el especialista quien explicó que los Bajos Submeridionales es una cuenca interprovincial y la zona más baja, a la que se traslada naturalmente el agua, está en el norte de Santa Fe, por donde necesariamente el agua deberá drenar.

Lee también: Pocas ventas de soja futura: presión para los precios a cosecha

Frente a este contexto, Basan se mostró preocupado por las consecuencias de las lluvias de hace dos días en los que se terminó de afectar todo el norte provincial. "Si bien la situación está evolucionando, los pronósticos a corto plazo no son favorables", reconoció preocupado Basan.

Para graficar la gravedad de la situación, el investigador citó el caso del noreste provincial: En la ciudad de Florencia, en las últimas horas, en la que en las últimas lluvias se registraron 250 milímetros, mientras que Villa Guillermina tiene gran parte de su territorio inundado y con grandes problemas en el casco urbano y en la cuenca del arroyo Los Amores. "Lo mismo sucede en la localidad de Vera y varios Parajes Rurales", concluyó Basan.