MERCADOS

Arándanos: China bajó los aranceles, pero el sector no está contento

A pesar de la baja de casi la mitad de los aranceles por parte del mercado chino, reclaman que el Gobierno nacional elimine las retenciones.
15 de Enero de 2019

 Ante el anuncio por parte del Ministerio de Finanzas de la República Popular China de disponer una baja del 30 al 15 por ciento a los arándanos frescos y del 25 al 15 por ciento a los arándanos secos, desde el sector reconocieron la buena noticia, aunque criticaron la falta de apoyo nacional.

El presidente de Asociación de Productores de Arándanos de la República Argentina (Apara), Alejandro Pannunzio, señaló que la baja de aranceles por parte del gobierno chino mejorará la competitividad de la producción de arándanos, teniendo en cuenta que los principales competidores de la zona, Perú y Chile, no tienen ningún tipo de arancel. Sin embargo, no son todas buenas noticias: desde el sector continúan con el reclamo de que el Gobierno nacional baje los impuestos a la exportación.

En relación a la situación del sector, el presidente de Apama explicó que las retenciones no sólo son un impuesto inadecuado para la producción de arándanos, sino que tampoco están reguladas como se habían acordado en un primer momento: "las retenciones no iban a superar los cuatro pesos para productos no elaborados, y tres pesos para los elaborados. Sin embargo, a la hora de exportar, la liquidación fue de 4,85 pesos por cada dólar exportado".

Lee también: ¿Cómo volcarse a la producción orgánica?

Por otra parte, Pannuzio indicó que los arándanos no deberían tener impuestos ya que es un producto con muchos costos por las cámaras de frío, la mano de obra y los empaques. En esta línea disparó: "Es por ello que consideramos que si el gobierno chino nos da una mano, también debe hacerlo el gobierno argentino en beneficio de los productos regionales. Pero en vez de ayudarnos nos carga de impuestos que son cada vez más difíciles de soportar".

Por último, Pannunzio manifestó que la situación económica actual requiere "medidas en beneficio de los productores, que generen y conserven los puestos de trabajo y garanticen el ingreso de divisas", y agregó: "El sector está complicado por los impuestos que restan competitividad. A esto se le suma el cambio climático, que provocó varios eventos de granizo en lo que va de campaña, lo que requiere una inversión costosa. Si no tenemos una ganancia no podemos seguir invirtiendo".