CLIMA

Inundaciones: más demanda de aeroaplicadores

Ante la imposibilidad de ingresar al campo por tierra, los productores deben buscar alternativas para no perder la producción.
18 de Enero de 2019

 Los excesos hídricos dejaron en condiciones complejas a los campos de diferentes zonas del país, principalmente en el noreste argentino. Los productores deben tomar decisiones y acudir a las alternativas para no perder la producción. 

Este fenómeno llega en un momento clave para el campo, e incide en las siembras y resiembras. Los terrenos están inundados y muchas máquinas y tractores quedaron incluso en su interior. En el caso de la soja, las lluvias elevan a 2,2 millones las hectáreas implantadas que estiman en condiciones regulares a malas, con unas 500 mil que están muy comprometidas. 

Ante esto, la demanda y las consultas comienzan a crecer, pensando en las aplicaciones aéreas como la única alternativa para continuar con la producción, en muchos casos. 

Con el panorama actual, la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas es blanco de pedidos de información y asesoramiento. Diego Martínez, vicepresidente de la entidad, explica que los servicios de la entidad que encabeza mantienen el nivel de requerimiento y se vuelven protagonistas ante estas eventualidades. 

Lee también: Un alivio: no habrá lluvias en la zona núcleo por cinco días

La imposibilidad de continuar con las labores de manera terrestre lleva a productores y asociaciones a recurrir a las aeroaplicaciones casi como la última opción para atender sus cultivos. 

Un punto clave para Martínez son las Buenas Prácticas Agrícolas. Se pusieron como tema principal en la agenda del campo en el último tiempo y la demanda social acompaña ese proceso. Ahora -explica- nos encargamos de dar tranquilidad a la sociedad de que nuestra práctica está totalmente regulada y se hace en un entorno sustentable. 

Además, celebra que la difusión y la puesta en marcha de las Buenas Prácticas dejó de ser un tema particular de cada entidad para ser ya la cuestión protagonista de una red armada a nivel nacional. Y remarca que el trabajo conjunto, el impulso del agro y la insistencia de una sociedad que quería saber más, dieron también lugar a un documento con recomendaciones clave en este aspecto, creado por cuatro (entonces) ministerios nacionales que trabajaron muchos meses sobre él (Min. de Agroindustria, Salud, Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente).