GANADERÍA

El sorgo, la alternativa forrajera más eficiente

Las particularidades del cultivo lo vuelven atractivo. Un técnico del INTA explica cómo impacta positivamente la plasticidad del silaje de sorgo.
18 de Enero de 2019

Lograr cultivos de alto rendimiento y calidad genera impacto positivo en cuanto la productividad del sistema, tanto física como económicamente. Así lo afirma Rubén Giménez- investigador del INTA Manfredi en la provincia de Córdoba, quien presentó modelos de recría y engorde en uno de los encuentros organizados por el IPCVA para compartir experiencias con los productores y referentes de la ganadería local.

Gimenez se centra en el silaje de sorgo. ¿Por qué? Por la plasticidad del cultivo para las adversidades tanto climáticas como edáficas, y los costos de producción en relación al maíz.

En cuanto a los resultados, el ingeniero del INTA se muestra optimista y se refiere a números equivalentes a 60 quintales de soja, aunque aclara que son datos estimativos y no generales, ya que se deben analizar desde el punto de vista productivo -costos e ingreso- y los márgenes o resultados económicos que vana ser propios de cada modelo.

Lee también: Inundaciones: manejar el ganado y reducir el impacto

Sobre el sorgo, destaca las características de rusticidad y adaptación, y agrega: "En los ensayos que hemos hecho el año pasado, evaluamos sorgo y tenemos datos de productividad que tienen un piso de 11 mil kilos de materia seca por hectárea".

En esa línea, remarca que es un cultivo con altos rendimiento y calidad, que además se puede ensilar y tiene un impacto en el sistema muy grande. A su vez, dice, ayuda a manejar de manera eficiente las pasturas que conforman la base del sistema de producción en esta zona.