INVESTIGACIÓN

Etanol: Córdoba exporta conocimiento e industria

Destilerías de bioetanol modulares, diseñadas y fabricadas en la provincia desembarcan en Bolivia como un hito en ventas de tecnología de avanzada.
24 de Enero de 2019

 Córdoba comienza a exportar las "MiniDest", destilerías de bioetanol modulares que fueron diseñadas y fabricadas en esa provincia y desembarcarán en Bolivia.

La tecnología ha sido desarrollada por una empresa cordobesa, con el foco puesto en la producción de energía renovable y alimento animal en origen. Ahora, montarán la primera planta en el exterior, en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) para la producción de bioetanol.

Se establecerá de manera similar a las seis plantas que ya han sido construidas en los establecimientos agropecuarios de Argentina en los últimos dos años. La planta implicó unos 4 millones de dólares, y estará operativa en junio de este año. Su capacidad productiva será de 5.500.000 litros al año.

Lee también: Cómo funciona la reutilización del plástico agropecuario

Esta innovación tecnológica argentina de Porta Hnos. se encuadra en el Plan Estratégico para la producción de biocombustibles en Bolivia, presentado en marzo del año pasado, que apunta a la eliminación de la importación de naftas. El plan incentiva la producción de bioetanol, con el objetivo de alcanzar la producción de 380 millones de litros de en 2025, lo cual se complementará con la importación de vehículos Flex Fuel.

La tecnología MiniDest, que fue desarrollada para el modelo del productor agropecuario de la región (Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay), distinto al de Estados Unidos y Europa, tiene la misma eficiencia de transformación que una gran planta, un menor costo por litro por el impacto de costos logísticos y energéticos, además de una menor inversión por litro producido.

Desde la firma de Córdoba aseguran que la idea es potenciar al productor agropecuario para que se transforme en uno agroindustrial, procesando sus granos en el campo y disminuyendo costos logísticos.

Qué es MiniDest

Las destilerías modulares, automáticas y de operación remota, fueron diseñadas para ser instaladas en establecimientos agropecuarios para la producción de bioetanol y alimento animal. Funcionan totalmente integradas a los procesos del campo, agregando valor en origen, tanto a la agricultura como a la ganadería.

Estas permiten industrializar el grano en su lugar de cosecha, obteniendo energía limpia y alimento animal de calidad nutricional para la ganadería.

El desarrollo 100% argentino obtuvo el Premio Oro a la Innovación Agroindustrial en Expoagro 2017. A la fecha, en Argentina hay 6 MiniDest operativas en las provincias de Córdoba, San Luis y Santiago del Estero, y 4 más que se construirán en 2019, para la producción de bioetanol a partir del maíz y alimento animal.