INUNDACIONES

La ganadería de cría, más afectada por las lluvias

Las inundaciones complicaron la producción ganadera. ¿Cómo impactará en el mediano plazo? La explicación de David Miazzo, economista de FADA.
24 de Enero de 2019

 Las inundaciones afectan a las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe y parte de Buenos Aires y Córdoba. Ante un panorama complejo, comienza a analizarse el impacto que podrían tener los excesos para cada tipo de producción.

El economista en Jefe de la Fundación FADA, David Miazzo, dialogó en exclusiva con Revista Chacra y evaluó el alcance de los efectos de las inundaciones en la ganadería nacional. En ese sentido, advierte que la más afectada sería la ganadería de cría.

En algunas regiones o localidades las pérdidas podrían ser totales, explica el economista. Sin embargo, aclara que no necesariamente se perderá la totalidad de las dos o tres millones de cabezas que hoy se encuentran afectadas por la inundación.

Lee también: Inundaciones: las entidades advierten por las pérdidas 

El miembro de FADA indica que, si bien la situación es compleja por las lluvias que no cesan en algunas zonas, y se ve en la viralización de algunos videos que demuestran cómo el río se lleva el ganado, hay posibilidades de no perder todo. "Los dueños de algunos campos quizás observan que no podrán alimentar a los animales allí, entonces los trasladan a otros campos para salvar la producción", dice.

David Miazzo, economista Jefe de FADA en los estudios de Chacra TV

Si bien no se advierte una pérdida importante para la ganadería nacional, Miazzo insiste en que no es preciso minimizar lo que ocurre en cada región o localidad particular, donde las pérdidas han sido totales y eso generó una crisis enorme para los productores.

Como el exceso afecta a los sectores de cría -afirma-, los efectos en la faena terminarán viendose en dos o tres años, cuando se evalúe si los animales serán livianos o pesados.

Lee también: Crece el potencial del negocio agrícola en Argentina

Sobre el final, el referente de FADA hace hincapié en que hay zonas de las provincias de Córdoba y Buenos Aires que ya han empezado a ver algunos problemas de excesos hídricos, aunque aclara que no se puede comparar con la magnitud de las últimas inundaciones que pasó esa región últimamente.

A diferencia de esto, el NEA muestra un panorama diferente: la afectación podría ser mucho más importante en términos agrícolas, ganaderos, porcinos y de los tambos, que siempre están en zonas más húmedas. "Sin embargo, todavía no tenemos la foto final y de eso dependerá ver cómo sigue el clima", concluyó.