EXCESOS HÍDRICOS

NEA: los granos pierden calidad por los excesos hídricos

Un diálogo exclusivo con el Ingeniero Agrónomo Martín Goujón, que explica las consecuencias de las lluvias continuas en Chaco en cada cultivo.
Sabina Barral
25 de Enero de 2019

Las inundaciones en el norte de la Argentina están generando importantes pérdidas en la producción agropecuaria. Sin embargo, las condiciones constantes de humedad también están ocasionando algunos problemas de manejo a los cultivos que están en buena condición.

En diálogo con Revista Chacra, el profesional agrónomo Martín Goujon, de la localidad chaqueña de Colonia Elisa, explicó sobre los trastornos que sufriendo en el campo por la excesiva humedad.


El técnico afirma que, hasta ahora, la humedad pegó, sobre todo, en la soja de primavera que tuvo que cosechar los primeros días de enero. En su caso, la oleaginosa ocupaba alrededor del 18% de su esquema. Al cultivo, confirma, lo cosechó con veinte días de retraso, respecto a la fecha óptima. Esto generó que los porotos tengan mala condición de calidad, en general.

En ese sentido, lo preocupante -advierte, con desconcierto- es desconocer cuántas hectáreas de soja y maíz podrá resembrar sobre esa superficie que desocupó, ni cuánto potencial de rendimiento va a perder, en los casos en los que sí puede implantar con demoras.

Lee también: Crece el potencial del negocio agrícola en Argentina

Además, Goujon agrega que un fenómeno que se viene dando a causa de la abundancia de humedad es el del brotado en planta de los cereales. En ese sentido, es optimista ya que tiene poca superficie de sorgo y maíz afectada por el brotado en planta de los granos.

En otros sectores del Chaco, donde hay mucha superficie girasolera la situación es grave, comenta el técnico que recorre una gran área en su provincia. Se refería, puntualmente, al sudoeste chaqueño: las localidades de Villa Angela, Santa Sylvina y Hermoso Campo.

"Allí, el girasol se encuentra bajo agua, por lo que va a ser difícil recolectarlo y cuando suceda, será complicado volver a sembrar por los excesos hídricos", se lamenta.

"Las lluvias de verano son un suceso extraño", subraya Goujon, y recuerda que, a inicios de 2018, la localidad de Roque Sáenz Peña sufrió inundaciones. "La diferencia radica en que el año pasado llovió 500 milímetros en tres días y, este mes, las marcas llegaron 400 milímetros en veinte días", concluye.


Etiquetas: girasol, maiz, sorgo, Chaco