AGRICULTURA

Inundaciones: en enero se perdió 9% de la soja sembrada

La BCR señaló que quedaron en el camino alrededor de 500.000 hectáreas. Las lluvias disminuirían recién en los próximos siete días.
4 de Febrero de 2019

 La caída de lluvias por arriba de lo normal en enero terminó por arruinar el 9% de la futura campaña de soja de la región núcleo. Los datos fueron consignados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que señaló que quedaron en el camino alrededor de 500.000 hectáreas.

Las precipitaciones continuaran en los próximos siete días de manera similar antes del alivio.

Según la Bolsa, a las 185.000 hectáreas de soja que se habían descontado la semana pasada por no poder sembrarse, ahora se suma un nuevo recorte de unas 270.00. De esta manera, la principal zona donde se concentra la oleaginosa pasó, en tan solo un mes, de una intención de siembra inicial de 5,45 millones de hectáreas a 4,99 millones.

Esto quiere decir que 1,75 millones de toneladas quedaron en el camino que a valor FOB representan u$s612 millones.

Lee también: El Gobierno trabaja en la logística de la cosecha gruesa

Para la entidad rosarina las lluvias fueron "implacables" con la región. Desde el 22 de enero Pergamino recibió más de 210 mm y el oeste bonaerense 140 mm. La otra zona muy afectada es el norte de los departamentos Unión y Marcos Juárez, en Córdoba, junto a San Martín y Belgrano, en Santa Fe.

La buena noticia es que si bien "hasta la primera semana de febrero seguirán las lluvias por encima de lo norma, después, por una menor actividad de sistemas frontales, veremos pulsos secos y calientes que serán favorables para bajar la problemática de excesos", sostuvo el asesor y climatólogo de la Bolsa, José Luis Aiello.

En este panorama es posible que no se cumplan los 54 millones de toneladas estimadas por la Secretaria de Agroindustria y se esté mas cerca de los 50 millones, por encima de los 37 millones del año pasado que fue afectado por la sequía. Distintos operadores consultados coincidieron en que hay zonas en donde se están viendo rendimientos en torno de las 7 toneladas por hectárea, un número que alienta a solucionar los problemas a futuro.

Pero esta buena noticia no es para todos por igual.

Así lo entienden también los técnicos de la BCR, que subrayaron que la situación es "altamente heterogénea", dado que un 45% del total de la soja de primera es calificada como "muy buena", pero, ¿alcanzarán para compensar la caída de rindes y área productiva?, se preguntaron los expertos. La respuesta dependerá de lo que suceda con las lluvias en adelante.

Fuente: El Cronista