LECHERÍA

Mastellone pagará un 5% más a los tamberos

La firma advierte que el incremento es "sujeto a condiciones de calidad y sólidos". Los productores reclaman por más mejoras en el precio.
4 de Febrero de 2019

 En 2018, había aplicado una última suba en diciembre, de 4%, que se sumó a las implementadas en agosto (5%), septiembre (7%) y octubre (6%).

En sus estados financieros al 30 de septiembre, Mastellone había explicado que la situación macroeconómica general implicó, para la empresa, un aumento significativo de costos, especialmente, en la materia prima láctea, envases y energía. Y confirmó que los incrementos pudieron ser recuperados sólo "parcialmente" ajustando los precios, aunque "por debajo de la inflación general".

El sector lácteo no vive sus mejores momentos. Los productores reclaman mejoras en el precio que les pagan por su producción, ya que denuncian que con lo que perciben no pueden siquiera cubrir sus costos. Como consecuencia de la crisis del sector, cerraron muchos tambos. En 2018, sumaron 10.722 establecimientos, un 5,6% menos que los 11.326 de 2017. Pero en 2001 ascendían a unos 15.000, según datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA).

Lee también: Macri va a India y Vietnam para vender alimentos

La producción de leche en 2018 creció 4,3% frente al año anterior, a 10.527 millones de litros, según la OCLA. Pero en diciembre cayó 2,1% de manera interanual. "El crecimiento se fue desacelerando, llegando el último trimestre a darse valores negativos", citó el informe.

La ganancia que tienen hoy los productores lácteos en la Argentina dista de ser la ideal. Hasta diciembre del año pasado, el margen de referencia -la diferencia entre el precio de la leche menos los gastos de alimentación y el costo de oportunidad de la tierra- fue de u$s 0,143 por litro. El promedio, en el transcurso de los últimos doce meses, se ubicó en u$s 0,198, lejos del máximo de u$s 0,281 de abril de 2015, y más cerca del mínimo reciente, de u$s 0,081.

Hasta noviembre, según la OCLA, el productor primario recibía $ 9,11 por litro, lejos de los $ 33,43 finales que se cobra al consumidor en un local.

Fuente: El Cronista