GENÉTICA

Una propuesta para cada productor

KWS organizó una jornada a campo en Crespo, con más de 150 productores y asesores. Ahora, compartirán experiencias a lo largo y ancho del país.
11 de Febrero de 2019

En el km 34 de la ruta nacional 131, en Crespo, Entre Ríos tuvo lugar la primera de una serie de jornadas que se desarrollarán en diferentes regiones del país. Allí, los participantes pudieron ver qué híbridos de maíz y qué manejos recomienda KWS Argentina para la región centro de Entre Ríos y centro de Santa Fe.

El encargado de dar la bienvenida a los asistentes fue el Ing. Agr. Gonzalo Bravo, Gerente Comercial de KWS Argentina. "Si bien trabajamos en genética, el resultado final depende no sólo del producto, sino de cómo se lo usa, con qué tecnologías y en qué ambiente, por lo tanto, creemos que hay que hacer un análisis profesional de las circunstancias en las que se desarrolla el cultivo", afirmó. "Durante estas jornadas que llamamos DAR, Demostrativo Agronómico Regional, buscamos discutir la propuesta de valor que hacemos para lograr los mejores resultados en cada una de las regiones productivas", concluyó.

De la mano del Ing. Agr. Mauricio Acosta, de Agroservice KWS, se presentaron las parcelas de híbridos para cosecha de grano. Se destacaron dos novedades de la firma, el KM 3916 GL Stack, de ciclo intermedio de 119 días, elevada fortaleza de caña, recomendado tanto para siembras de primera o tardías. Además, este material es resistente a la aplicación de Glifosato y Liberty (glufosinato de amonio). El otro híbrido es el KM 3927 VIP3, también de ciclo intermedio y recomendado para ambientes de alto potencial.

Al finalizar, Acosta resumió la propuesta de la empresa: "Ofrecemos híbridos para todos, los ambientes, con una gran diversidad de eventos tecnológicos, ya que con la incorporación de Víptera3 completamos la oferta de eventos para el control de insectos que sumado a nuestras diferentes opciones para el control de malezas hacen un portfolio amplio. Tenemos un equipo de distribuidores y representantes técnico-comerciales que está entrenado para ajustar nuestro portfolio al manejo agronómico de cada productor".

Los híbridos específicos para silaje fueron presentados por la Ing. Agr. Estefanía Álgido, del programa Aptitud Silera KWS. "Tenemos un programa de mejoramiento exclusivo, que selecciona híbridos con atributos de alta calidad silera y están recomendados específicamente para la confección de silo con el equilibrio justo entre contenido de materia seca y energía metabolizable" aseguró. "Además, desde el 2017 nuestro Móvil Aptitud Silera visita a los productores, brindando asistencia técnica a campo, ofreciendo el servicio de análisis con un laboratorio móvil (AgriNIRS),estimaciones térmicas del silo y del rendimiento en materia seca, medición de longitud de fibra y monitoreo del procesamiento del grano. Entendemos que el éxito del proceso al final del día es la conversión a más kilos de carne o más litros de leche, y por lo tanto buscamos que los cultivos tengan la mejor conversión alimenticia" agregó. 

El híbrido insignia del progama Aptitud Silera es el KM 4360 AS-GL Stack,explicó Álgido. "Este material presenta un alto rendimiento en grano, fibra de tallo digestible, estabilidad de rendimiento, amplia ventana de picado (Stay Green), grano con alta proporción de almidón digestible y profundidad que mejora el picado, con buen comportamiento ante enfermedades de espiga", dijo.

Entre los híbridos doble propósito (para grano o silo) se destacó el lanzamiento del KM 4480 VT3P, muy buena estabilidad de rendimiento, cuenta con protección frente a los principales insectos del maíz. Este híbrido presenta un excelente comportamiento a Roya (Puccinia sorghi) y Carbón (Ustilago maidis) de espiga, y un muy buen comportamiento a Tizón (Exserohilum turcicum). Este híbrido cuenta con un excelente comportamiento de caña, necesario para fechas de siembras tardías.

Al momento del picado

Además, el Ing. Agr. Federico Sánchez, de INTA Manfredi, brindó recomendaciones para obtener, conservar y consumir el silaje de forma tal de minimizar las pérdidas. "En una primera fase ocurre un proceso de respiración aeróbica, que comienza con el picado y continúa hasta que el oxígeno es desplazado del silo luego de la compactación. Es muy importante que esto no dure más de 2 horas", recomendó.

Federico Sánchez, de INTA Manfredi demostró cómo evaluar el tamaño de picado del maíz para poder ajustar el trabajo de la picadora de acuerdo a los objetivos del sistema.

En cuanto al momento de picado, señaló que el piso debería ser de 32% de materia seca y en función de ello se determinará la altura de corte. Debido a que la espiga es el componente de la planta que aporta más materia seca, en años como estos en el que las lluvias fueron abundantes y se están obteniendo muy buenos rindes en grano, es muy importante conocer el contenido de materia seca del material picado. Si fuera muy elevado, una alternativa sería disminuir la altura de corte, para incorporar la humedad de la parte más baja del tallo, para luego favorecer el proceso de compactación y eliminación del oxígeno. Actualmente, en nuestro país se siembran unos 2 millones de hectáreas de cultivos para silaje, de los cuales el 70% se conserva en silobolsas, que facilitan la compactación, explicó el especialista.

Además, agregó "el silaje de maíz cumple un rol nutricional como suplemento energético, por lo tanto, el quebrado de los granos es un proceso fundamental para que el animal pueda aprovechar mucho mejor el almidón de su interior".

En cuanto a la ubicación de los forrajes conservados, Sánchez recomendó planificar con tiempo el lugar donde se almacenarán, priorizando que sea un lugar alto, con buen drenaje y accesible.

"Estas jornadas DAR tienen como objetivo continuar trabajando cerca de los productores, escuchando sus necesidades y brindando las mejores recomendaciones agronómicas para cada caso. Es por ello que contamos con un amplio portfolio de híbridos, seleccionados para un uso específico, con variados eventos biotecnológicos para el control de malezas e insectos" aseguró el Ing. Agr. Federico Larrosa, responsable de Marketing de KWS Argentina.