AGRICULTURA

Lanzan una nueva tecnología para proteger los cultivos

Summit Agro lanzó un producto biológico que activa el sistema de defensas de las plantas, con desarrollo liderado por un científico del CONICET.
7 de Junio de 2019

 En los últimos días Summit Agro lanzó Howler, un producto biológico que activa el sistema de defensas de las plantas, con ISDV Technology. Desde la compañía indicaron que es el único producto disponible que usa proteínas naturales como vacunación para los cultivos.

El Dr. Atilio Castagnaro, Director del Centro Científico Tecnológico CONICET Tucumán, fue quien lideró el equipo argentino que desarrolló la innovación, explicó cómo fue el descubrimiento y como se logró patentar a nivel mundial esta innovación argentina, que le dedico toda su vida ya que le llevo más de 20 años de desarrollo.

Se considera a Howler un bio-inductor, bio-activador de las defensas naturales de las plantas, una "vacuna" vegetal, que activan la inmunidad innata a través de una serie de rutas de señalización de respuestas bioquímicas. "Va a permitir mejorar la respuesta al rendimiento, mejorar la sanidad de los cultivos y calidad de la producción, marcando un antes y un después en la producción de soja, trigo y cebada", expresó Carolina Martino Jefe de Producto de Herbicidas & Howler.

Esta tecnología produce la activación de las vías de señalización hormonales de las defensas mediadas por ácido salicílico, ácido jasmónico y etileno. Cuando se aplica el Howler, la planta reconoce la proteína AsES (Acremonium Strictum Elicitor subtilisin) componente de la formulación y activa una serie de reacciones químicas que se activan en el lugar de aplicación, trasmitiéndose luego sistemáticamente dentro de la planta, induciéndolas a expresar su máximo potencial de defensa.

Se recomienda su uso en los cultivos de Soja y Trigo/Cebada, con una aplicación foliar en R1-R5 y Z3.7 y Z3.9 respectivamente, con una dosis de 2 lt/ha. Howler es compatible con la mayoría de los fungicidas, insecticidas, coadyuvantes y fertilizantes que se aplican en dichos cultivos.

"El mejor escenario para este producto resulta cuando las royas o manchas no afectan fuertemente y no hay grandes precipitaciones. Con una inversión muy baja por hectárea se pueden ganar de 300 a 350 kilos/ha en soja, una rentabilidad interesantísima", expone Jorge González Montaner.

Entre sus beneficios más concretos, Summit Agro destacó que aumenta las defensas de la planta, mejora el estado general de la planta y está mejor preparada para defenderse ante las enfermedades fúngicas y/o estreses abióticos, no contiene microorganismos vivos, su respuesta en rendimiento brinda estabilidad en más de cinco años de desarrollo, tiene una excelente relación costo-beneficio, representa un producto biológico de Banda Verde y libre de residuos químicos; no tiene restricción de aplicaciones periurbanas, y está permitido para la producción orgánica.


Etiquetas: agricultura