PLAGAS

Lobesia botrana: las áreas bajo cuarentena

Los productores de vid, arándanos y material de propagación de Vittis ubicados en ellas deben realizar las medidas establecidas para el control de la plaga.
16 de Agosto de 2019

 El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) actualizó el listado de las áreas bajo cuarentena y bajo el plan de contingencia de Lobesia botrana, una plaga llamada comúnmente "la polilla de la vid", en las provincias Mendoza, San Juan, Salta y Entre Ríos.

La medida está enmarcada en el Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana del Senasa y contenida en la Disposición DNPV 472/2019  publicada hoy en el Boletín Oficial con la firma del director nacional de Protección Vegetal del organismo sanitario, Diego Quiroga.

Esta actualización, fue realizada en función de los resultados arrojados por la red oficial de monitoreo de la plaga. Se puede acceder al listado de las áreas bajo cuarentena aquí  y al de las áreas bajo contingencia aquí.

Los productores de vid, arándanos y material de propagación de Vittis ubicados en dichas áreas deben realizar las medidas obligatorias para el control de Lobesia botrana (Disposición DNPV 1/2013). Asimismo, el movimiento de artículos reglamentados (fruta fresca, pasas de uva, subproductos, material de propagación y cosechadoras de vid) deberá realizarse según lo determinado en las Disposiciones 4 y 10  del año 2014.

Lee también: Productores reciben lonas plásticas para mejorar el riego

Cabe recordar que Lobesia botrana produce daños directos en el cultivo de la vid provocando pérdidas en los volúmenes de producción, menor rendimiento por planta y afecta, además, la calidad de la fruta tanto para consumo en fresco como para vinificación.

Asimismo, favorece el ataque de diversos hongos patógenos que provocan la podredumbre del racimo. En uva para vinificar, los residuos que dejan estos hongos transmiten mal olor y sabor a los vinos (daños indirectos). Además la uva de mesa con destino a exportación debe cumplir con tratamientos cuarentenarios internacionalmente aceptados que elevan el costo de producción.