CÓRDOBA NORTE

Bienvenidos al Camino Real!

Una propuesta para revivir el camino que hicieron nuestros próceres por el norte de Córdoba, que combina historia y naturaleza
Bettina Cucagna

El Camino Real del Norte de Córdoba hacia el Alto Perú tiene más de 400 años y su trayecto reúne sitios de gran valor histórico, natural y cultural. Antiguas postas transformadas en hoteles o museos, ríos de aguas cristalinas, capillas e iglesias centenarias, estancias jesuíticas van de la mano de la hospitalidad de la gente que conserva la tradición “real”.

Transitar por senderos de tierra o asfalto, testigos del paso de las mulas, caballos, carretas y diligencias llevaron a funcionarios de la Corona española, a gobernadores, virreyes, misioneros y comerciantes significa acercarse a la historia argentina y revivirla.  Recuperar el período de la Independencia y conocer a los testigos del paso de los ejércitos de Belgrano y San Martín permite respirar aire “real”, descansar y embriagarse con inolvidables relatos de lugareños.

Desde la ciudad de Córdoba hacia el norte de la provincia, al visitante lo espera una zona privilegiada donde el paisaje natural tiene “personalidad propia” y coinciden aire puro, frondosas sierras, paz, arte rupestre, cultura e historia como también aventura y la mística presente en cada localidad que integra el Antiguo Camino Real al Alto Perú.

El fascinante recorrido comienza en Colonia Caroya y continúa en la localidad de Jesús María, Sinsacate, Barranca Yaco, Sarmiento, Villa del Totoral, Macha, Intihuasi, Tulumba, Santa Cruz, San Pedro Viejo hasta la pintoresca localidad de Pozo de Tigre.

 

HISTORIA LATIENDO EN LA NATURALEZA

Villa del Totoral es una pintoresca localidad del norte cordobés donde se respira “cultura”. Fiel reflejo de su pasado aborigen y colonial, esta localidad recibe al turista con postales del ayer donde la devoción religiosa está presente en el aire. Ubicada sobre la intersección de la Ruta Nacional 9 norte y la Ruta Provincial 17, seduce por donde se la mire.

Bordeada por un río de aguas frescas, abundantes y cristalinas, cuenta con numerosos balnearios entre los que se destaca por su belleza y tranquilidad, el “Cajón de Piedra”, antiguo asentamiento de los primeros habitantes, los aborígenes Comechingones. Los mismos dejaron como testimonios algunos “morteros” excavados en las piedras. Este paradisíaco lugar se encuentra frente al Hotel Camino Real Plaza,  construcción sobre el Camino Real que ha sido restaurada conservando detalles arquitectónicos y decorativos. Rodeado de centenarios árboles, este magnífico hotel fue testigo de importantes acontecimientos históricos y hoy es una propuesta de alto nivel en materia hotelera y gastronómica, especialmente para viajeros exigentes que deseen hacen un “alto en el viaje” por la Córdoba norteña.

 

CIRCUITOS CULTURALES Y TURÍSTICOS

Todavía se conserva en esta Villa parte del Camino Real al Alto Perú. Entre los múltiples atractivos de Totoral, se destaca el Circuito de las Casonas, formado por 25 de las propiedades más antiguas del pueblo. Las mismas fueron construidas entre los siglos XVIII, XIX y comienzos del XX. Dichas residencias fueron morada de personalidades como Rafael Alberti, Pablo Neruda, Deodoro Roca entre otros.

Otra propuesta es el Museo Octavio Pinto, hijo dilecto de Villa del Totoral. Allí exponen destacados artesanos, especialmente alfareros. El edificio se encuentra lindante con la Iglesia Nuestra Señora del Rosario,  construida en 1872.

También pueden apreciarse magníficos murales en honor a mujeres destacadas del mundo, realizados por profesionales que llegan a esa localidad y dejan su impronta artística. En este destino del norte cordobés se respira pura cultura.

El cerro “De la Cruz” es otra propuesta y se lo puede escalar hasta el peñasco más alto donde su enorme cruz de hierro forjado y siete metros de altura se alza con belleza y majestuosidad.

Exuberante vegetación, calles sombreadas ideales para realizar caminatas y cabalgatas, dan a Villa del Totoral un marco particular en toda época del año.

Cultura e historia se combinan para que los turistas que visitan asiduamente la localidad  decidan volver a este rincón de nuestro país, donde la Naturaleza y el pasado han dejado su sello inconfundible.