Emprendimientos

Dulce valor agregado

Una empresa sanjuanina que procesa productos de la zona conquistó el mercado local y apuesta a la expansión a través de diferentes estrategias.
Verónica Salamanco - Redacción Chacra

“Nuestro crecimiento fue muy significativo, duplicando y hasta triplicando la producción en ciertos años”, expresa con orgullo Héctor Montilla, titular del emprendimiento que lleva su nombre. Con una amplia línea de frutas secas y chocolates, esta empresa sanjuanina nació en 1995 como una iniciativa de una familia que trabajaba una plantación de almendros, en el Departamento Albardón, localidad de El Rincón. “Como ya teníamos la materia prima, la idea era darle valor agregado al productos y así nació la fábrica de chocolates. Desde entonces ha ido transmitiendo a cada nuevo integrante los secretos de la chocolatería y repostería que hacen único y especial a cada producto que elaboramos, combinando tradición y tecnología”.

Montilla explica que utiliza productos 100% argentinos, y que la mayoría de sus proveedores, a quienes escoge celosamente, son de San Juan. Higos, uvas, pistachos, maníes, nueces y otras materias primas llegan a su planta procesadora, donde se seleccionan, se fraccionan, y algunos se bañan en chocolate. Así, obtiene una amplia gama de productos, como turrones de maní, cereales rellenos con pasta de avellana bañados en chocolate, mix de frutos secos, o cascaritas de naranja tiernizadas bañadas en chocolate blanco. “Cuidamos cada detalle referido a su elaboración y presentación, para brindar el placer de degustarlos en un momento único”, afirma Héctor, “En el año 2011 pudimos acercarnos aún más a la gente inaugurando “Café Montilla” en la capital sanjuanina. Es un espacio auténtico, donde los aromas invitan a quedarse, pasar mañanas de chocolate y café, o tardes de capuccino y bocaditos rellenos con frutas secas y baños de chocolate amargo, además de productos regionales”.

Como canales de comercialización, la empresa tiene sus propios puntos de venta en San Juan, y llegan a todo el país a través de distribuidores, se presentan en ferias y eventos culturales, y utilizan su página web como vidriera al mundo. También venden a granel para terceros, tanto confiterías como chocolaterías de otras provincias. Asimismo, Montilla desarrolló una línea de regalos empresariales y está implementando un sistema de franquicias para que su local se pueda replicar en todo el país.