Nutrición

Snacks naturales

Una nueva opción para cuando ataca el hambre en la oficina, en la escuela o en la calle. Saludables y nutritivos, estos snacks van ganando terreno en el mercado.
Verónica Salamanco

Galletitas, facturas, papas fritas, alfajores, bocaditos…. son todas tentaciones que aparecen a la hora de picotear algo entre comidas. En Argentina el mercado de snacks mueve millones de pesos. Sólo en el rubro alfajores, se venden 6 millones de unidades diarias. Por suerte, quienes buscan cuidar su salud y mantener una rutina nutricional ya no tienen que limitarse a los yogures y a las frutas para consumir como colación. En el mercado también hay snacks saludables, compuestos por semillas y frutos secos en variadas combinaciones.

En 2012 dos emprendedores, Nito Anello y Charlie Rivero Haedo, crearon Zafrán, empresa para abastecer al nicho de snacks saludables, una tendencia que observaron en Europa y en EEUU pero que no existía en nuestro país. Asesorados por una chef y nutricionistas crearon más de 30 snacks elaborados con productos naturales. “Cada mix fue elaborado con un concepto nutricional en mente y en porciones individuales para tener a mano en esos momentos en donde necesitás comer algo rico que te ayude a seguir con las obligaciones cotidianas hasta la hora de comer”, indica Rivero Haedo.

Los snacks se elaboran a base de frutos secos, ricos en ácidos grasos poliinsaturados y fibra; semillas, ricas en vitaminas y minerales, fibra, antioxidantes y ácidos grasos omega 3, 6 y 9; y frutas deshidratadas, fuente de vitaminas y minerales, hidratos de carbono, fibra y antioxidantes. Tienen alto contenido de fibras, bajos en sodio y 0% Colesterol.

Casi toda la materia prima es nacional. Según el producto, lo compramos a algún gran distribuidor/ importador o bien trabajamos con productores nacionales como es el caso de nueces pecan, pasas de arándanos, chía, entre otros. Buscamos llegar siempre al productor directo”, apunta Anello.

La comercialización: un desafío

A la par que desarrollaban los mixes de los snacks, los emprendedores realizaron varios meses de investigación, diseño de packging, web y estrategia. Así instauraron un sistema de comercialización exclusivo como delivery con cajas con surtidos de 5 snacks variados, los cuales se seleccionaban en la página web dentro de la oferta de más de 25 mixes diferentes.

Luego de varios meses de trabajo se dieron cuenta que en Argentina el consumidor va con frecuencia a los kioscos y ahí no encuentra opciones saludables terminando siempre en productos pocos nutritivos. Fue en ese momento que decidieron incursionar en los kioscos, dietéticas y supermercados gourmet de Capital Federal y también del interior del país, como Río Gallegos, Rosario, Jujuy, Mar del Plata, Córdoba, entre otros... “La respuesta fue muy buena y encontramos un nicho de mercado no atendido y es por eso que en el 2014 nos enfocamos exclusivamente en dichos canales y discontinuamos el delivery al consumidor directo”, continúa Rivero Haedo.

El cambio realizado llevó una nueva etapa de investigación y desarrollo para adaptarse a las exigencias del consumidor y también del canal. En mayo de 2014 lanzaron una nueva línea de snacks: son cuatro variedades de snacks naturales en porciones individuales presentados en cajas display de 12 unidades. “Los mixes fueron desarrollados gracias a la experiencia de más de un año de venta directa con el consumidor lo que nos ayudó a saber qué es lo que busca y también gracias al apoyo de muchos clientes que colaboraron con nosotros en la investigación y desarrollo”, agrega.

La propuesta se compone de 4 mixes: Aminopiñana (Almendras, miel, chía y pasas de uva), KariCajú (Castañas de cajú, arándanos, sesamo y curry), Pecoco (Nuez peca, zapallo, girasol, coco y baño de vainilla) y Dàdoù (Almendras, pistachos, cajú, maní y girasol con salsa de soja), todos mixes elaborados y con un toque diferente a lo habitual.