Consumo

El coronavirus cambió la forma de tomar mate

La mayoría de las restricciones impuestas por el coronavirus ya desaparecieron, pero algunas de las nuevas costumbres se mantienen y seguirán estando.
Diario Cronica
18 de Abril de 2022

La mayoría de las restricciones impuestas por el coronavirus ya desaparecieron, pero algunas de las nuevas costumbres se mantienen y seguirán estando, sin importar que afecten uno de los hábitos más arraigados y característicos del país: el mate.

Según un informe del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) las rondas de mate "sociales" desaparecieron por la pandemia y ahora solamente se comparten con los familiares más cercanos. "La pandemia arrojó como saldo, entre otras cosas, que el mate ya no se comparte socialmente, aunque concluya el distanciamiento", comentaron los voceros del INYM, que agregaron que "sí puede ocurrir que se comparta con la pareja o con los hijos, pero ya no más entre amigos, conocidos, la familia ampliada o con compañeros de trabajo".

Según el organismo, un dato que reafirma que se comparte menos esta infusión es el incremento en la cantidad de mates "en circulación", lo que se asocia directamente con el "récord de venta de yerba ocurrida durante el año pasado".

En ese sentido, se detalló que el ingreso de hojas de yerba mate a secaderos durante 2021 fue de más de 882 millones de kilogramos, mientras que en el mercado interno se movieron más de 282 millones de kilos, lo que representa cifras récord históricas de producción y consumo, comentaron desde el INYM.

Por su parte, Karla Johan, sommelier de mate, consideró que durante el confinamiento se produjo "un boom del mate, un cambio cultural que, de la mano de la imposibilidad de compartirlo, llevó a cada uno a interesarse más" sobre la infusión y a prepararlo como a cada uno le gusta. "Antes era común que alguien llegue a una casa y tome un mate ya empezado o hecho de la forma que el anfitrión dispusiera, también había gente que tomaba porque formaba parte de un grupo y lo agarraba", expresó.

La especialista agregó que "al tener que estar más tiempo en casa" muchas personas "se perfeccionaron y empezaron a probar cómo les gusta, con qué yerba, qué tipo de mates" y remarcó que otra situación para destacar durante la pandemia fue "el vínculo de la juventud con el mate".

"Creo que no se volverá a compartir la bombilla, pero en un marco de intimidad sí, porque tiene que ver con nuestra cultura, el mate cebado te permite la unión, la charla, mientras yo tomo, también escucho, le permito al otro hablar y al revés", concluyó.

La voz oficial Aunque no hubo sugerencias específicas, desde el Ministerio de Salud indicaron que es preferible evitar compartir el mate, sobre todo de cara a la época invernal y las enfermedades respiratorias estacionales.


Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"