Huerta

La agroecología llegó a las huertas

Una escuela itinerante a cargo de técnicos del INTA capacitará a los productores hortícolas del cinturón verde de Buenos Aires sobre suelo, biodiversidad y conservación
INTA

A cargo de técnicos del Instituto para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF) del INTA en la región Pampeana, la agencia de extensión (AER) del INTA La Plata y el programa Cambio Rural, una escuela itinerante capacitará a los productores hortícolas del cinturón verde de Buenos Aires sobre manejo agroecológico, suelo, biodiversidad y conservación.

Así, durante el segundo semestre de 2016, la escuela funcionará en quintas de los productores del cinturón hortícola bonaerense y abordará aspectos agroecológicos y los pondrá en práctica en parcelas en transición.

"Este curso considera como herramientas la parcela que ponen a disposición los productores y que permite poner en práctica los conocimientos construidos", afirma Camila Gómez, técnica de la AER La Plata.

Por su parte, el investigador del IPAF Región Pampeana, Maximiliano Perez, explicó que el manejo agroecológico es "una opción económica viable para los horticultores, demostrado por las organizaciones con las que trabajamos".

En referencia a la escuela itinerante, Perez destacó la propuesta porque "pone en valor los recursos locales, busca mejorar la estabilidad de los sistemas productivos y habilita una alternativa de ofrecer alimentos sanos, frescos y agroecológicos a los consumidores, sin intermediarios".

Los encuentros tratarán sobre diversas temáticas entre las que se destacan algunas sobre suelo, biodiversidad, producción y conservación de semillas, control biológico, biopreparados y alternativas de comercialización.

Las parcelas se desarrollan en predios de organizaciones o familias de productores que tienen la posibilidad de destinar una porción de tierra para experimentar e implementar las alternativas productivas discutidas durante la formación.

Desde el programa, se busca abordar un enfoque agroecológico desde la acción, conocer y poner en práctica algunas técnicas y estrategias, al tiempo que se fortalecen los procesos asociativos y promueve el desarrollo colectivo de parcelas de base agroecológica en cada organización participante.

Por una mayor eficiencia

"Ser rentables y amigables con el ambiente, es posible", aseguró Pérez quien, además, explicó que este es uno de los objetivos de la capacitación que también abordará sobre prácticas de diversificación productiva, preparados naturales y otros insumos que reemplacen a los químicos, control biológico, manejo del suelo y auto producción de semillas, entre otras.

En la actualidad, la horticultura platense está conformada por unos 3 mil productores, en su gran mayoría arrendatarios de origen boliviano, que obtienen una amplia variedad de hortalizas en predios que no superan las 3 hectáreas, con alta intensificación de insumos.

"Esta alternativa productiva es un modelo que, si bien permite la concentración espacial de la producción, implica costos de transporte alto, mucho gasto energético, alta dependencia externa, con impactos negativos en el uso de bienes comunes como la tierra, el agua y la mano de obra", sostuvo en el curso el investigador Matías García (CONICET-UNLP y UNAJ).