Diseño

Sillones de césped

A la hora de ambientar un espacio al aire libre, los sillones de césped se presentan como una alternativa muy original. Son cómodos, sustentables y perduran en el tiempo con el cuidado adecuado.
Verónica Salamanco - Redacción Chacra

 

Los sillones de césped son ideales para eventos, reuniones, fiestas, y cualquier actividad que se realice al aire libre, ya que se integran amigablemente al paisaje, a la vez que resultan confortables para quienes los utilizan. Su originalidad radica en su sencillez: realizados únicamente con tierra negra y Grama Bahiana, su diseño asegura comodidad y perdurabilidad a lo largo del tiempo.


“La idea madre fue armar un estudio de diseño donde el valor sustentable sea innovador y represente un diferencial disruptivo”, señala Natalia Notthoff, diseñadora industrial que creó Estudio Fango junto con el arquitecto Sebastián Schilman. “Esta idea nos llevó a definir nuestra filosofía y metodología proyectual íntimamente ligada al material a utilizar: trabajamos la materia prima desde su estado más primitivo para convertirla en el material necesario para la construcción de nuestros proyectos. De esta forma podríamos asegurar que al finalizar la historia de los mismos, volverán a ser materia otra vez, completando un círculo virtuoso limpio, ecológico y sustentable. Los sillones de césped aparecieron como respuesta física a esa Idea madre”.

Para armar los sillones de césped basta con tener un espacio al aire libre que reciba sol en algún momento del día, tenga abundante riego en verano y protección ante las heladas en invierno. En su construcción se utiliza tierra negra pura, zarandeada, y grama bahiana de primera calidad, que es un césped de hoja gruesa y de crecimiento horizontal. “Esto genera una superficie resistente y acolchonada que no permite el desarrollo de malezas, por lo tanto no pincha, proporcionando el confort necesario para conectar con la naturaleza”, asegura Natalia. 

Los diseñadores desarrollaron una línea completa de sillones de césped natural, basándose en un sistema modular. Esto les permite ofrecer asientos de un cuerpo, dos, tres o más, pudiendo así realizar instalaciones especiales tales como teatros, anfiteatros u otras formas para usos colectivos y recreativos. También diseñan a pedido adecuando los sillones a los espacios y a las condiciones del lugar. “Inspirándonos en el sistema constructivo milenario del "tapial" o "muro de tapia", que fue concebido para elevar muros, desarrollamos una tecnología de moldes y compactado para dar forma y estructura al sillón con la tierra; luego, el enraizado del césped funciona como un exoesqueleto que preserva al sillón, haciéndolo perdurable en el tiempo”, explica Sebastián, “por eso no se deforman cuando se moja, ni con el viento, ni con el uso intensivo”.

Desde su concepción, estos sillones son mobiliarios vivos, ecológicamente sustentable, atractivo desde su diseño, confortable por su ergonometría y con un proceso constructivo limpio y sólido. Permite un contacto directo con la naturaleza, integrandose al paisaje donde se lo ubique. Las ventajas ecológicas son casi obvias: los materiales y procesos aplicados no contaminan en ninguna de sus etapas. Produce un impacto ambiental positivo, genera oxigeno, aporta superficie de suelo absorbente, su fabricación no requiere energía eléctrica ni combustible y es biodegradable.

El tiempo de duración es idéntico a cualquier césped sobre una superficie plana, dependiendo del mantenimiento que tenga.


Otras ideas originales

En Estudio Fango también han desarrollado otros productos decorativos, siempre siguiendo estos principios de sustentabilidad y respeto por la naturaleza. “Elementos del Paisaje es un sistema de montajes paisajísticos un tanto especial. Está conformado por una sucesión de bandejas de madera, cada una contiene un sustrato a elección, que puede ser arenillas, piedras, corteza de árbol u otras variedades que ofrecemos, y un accesorio, también a elección, que puede ser una maceta con planta, velas, Porta Bambú, antorcha, rocas u otros”, describe la diseñadora, 

“Por eso se llama Elementos del Paisaje, porque es la resultante de traer pedacitos del paisaje y distribuirlos en el espacio, está absolutamente customizado por el usuario”.

Estos productos se utilizan para ambientar espacios públicos o privados: livings, recepciones, salones, palieres o galerías, o, temporalmente, al aire libre. Son de interior, pero también pueden estar en un semicubierto.

Las macetas laminadas son otra alternativa de decoración. Con diseño propio, son objetos construidos con madera de árboles de cultivo de rápido crecimiento, no se talan bosques naturales para obtenerla y por eso es 100% ecológico y sustentable. Son ideales para decorar cualquier ambiente de la casa, comercio u oficina con un poco de verde. El material está compuesto por distintas láminas de madera prensadas, esto le da una mayor resistencia a la pieza, reteniendo la humedad y permitiendo que la tierra se oxigene a través de las fibras.

Estos diseñadores han cosechado varios reconocimientos por sus productos (INCUBA, INNOVAR, GALICIA SUSTENTABLE y otros) y siguen trabajando en nuevos desarrollos. “Estamos a punto de lanzar la nueva línea de mobiliario interior de madera multilaminada”, adelanta Sebastián, “lo primero serán las mesas ratonas y banquitos, que están en exposición en nuestro showroom y que pronto estarán en nuestra web y tienda online (www.estudiofango.com)”.