ESTRÉS CALÓRICO

Ganadería: el exceso de calor complicó el verano

Las temperaturas altas afectaron al ganado en la zona templada húmeda, pasando los límites de resistencia y complejizando los meses de verano.
1 de Febrero de 2019

 Las altas temperaturas que experimenta la zona templada húmeda del país afectan al ganado lechero y de carne, que sufren del tan nombrado "estrés calórico". Claudio Gauber, referente del Senasa, muestra un panorama general de los efectos que se vieron.

Lee también: Murieron 100 animales en el Mercado de Liniers

Hoy, las zonas de mayor impacto de las temperaturas son Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y el norte de la provincia de Buenos Aires. Allí, están apareciendo excesos importantísimos de temperatura, que se alejan de la normalidad.

Los límites de zona de confort en temperatura para el ganado se han superado ampliamente. Los bovinos lecheros, según el Índice de Temperatura y Humedad, tienen un límite de 68 puntos, y hoy están cerca de los 75. Por su parte, los bovinos para producción de carne, poseen un límite de hasta 75 pero se acercan a los 90 puntos.

Lee también: De qué se trata la nueva estrategia contra la brucelosis

Para Gauber, la condición es "extrema" y complicada. "Se vive además en la mayoría de las zonas ganaderas del país, y se complica más de lo normal como consecuencia de las inundaciones que atraviesan algunas regiones", explica.

Para el técnico, la clave es que en la ganadería de carne hay falta de sombra, problemas en el transporte y anegamiento de los animales. "Básicamente: falta provisión de agua en los campos y una instalación estratégica y adecuada de sombra", concluye.