INTERNACIONALES

Nuevas trabas para la exportación de limones a los Estados Unidos

Un consejo estadounidense presentó una demanda en un Tribunal del Distrito Federal en Fresno, California, contra el USDA, por la reglamentación que había permitido importar los limones desde la Argentina.
Clarín

 19-05-17 El vía crucis de los limones argentinos para entrar al mercado norteamericano transitó ayer una nueva estación. Un consejo estadounidense, el Citrus Science Council, presentó una demanda en un Tribunal del Distrito Federal en Fresno, California, contra el Departamento de Agricultura de los EE.UU (USDA, según sus siglas en inglés) por la reglamentación que había permitido, recientemente, importar los limones desde la Argentina.

La objeción, en este caso, fue el lugar de procedencia de la fruta. Según esta presentación los limones proceden de "áreas donde existen numerosas plagas y enfermedades".

El ente asegura representar a 750 agricultores familiares y a la mayoría de los productores de limones frescos de los EE.UU.

La decisión, según se afirmó, se basa en la información obtenida después de una visita de representantes del Consejo a la Argentina que tuvo lugar en 2015.

En la declaración se señala que "a pesar de los reiterados requerimientos, nunca se nos permitió revisar la información del reporte que se hizo durante esa visita", dijo el Consejo el jueves en su declaración.

De acuerdo con esta información, "la industria argumentó con vehemencia que las plagas invasoras históricamente contaminan áreas urbanas antes de llegar a los puntos comerciales.

"USDA no respondió a ese argumento", señaló la información proveniente de la agencia Bloomberg.

La posibilidad de exportar los limones a Estados Unidos tuvo varias idas y vueltas.

A fines de abril, el presidente Donald Trump, sorprendió al anunciar que su país iba a considerar "seriamente" restablecer el permiso para el ingreso de limones argentinos en el mercado norteamericano. Fue, en el marco de la visita del presidente Mauricio Macri a ese país.

Hasta entonces, el ingreso de limones estaba suspendido porque en marzo pasado el Departamento de Agricultura norteamericano había postergado una definición sobre la cuestión. La decisión de autorizar las importaciones de los limones argentinos fue definida después de varios años de negociación entre ambos gobiernos, cuando todavía estaba en el poder de EE.UU el presidente Barack Obama. Luego, el presidente Trump decidió poner en revisión las medidas de su antecesor.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado en diciembre pasado la importación de cítricos argentinos. El acuerdo era por el envío anual de unas 20 mil toneladas de limones del noroeste argentino, por U$S 50 millones. La Argentina es el principal productor mundial, con un volumen cercano a 1,5 millón de toneladas cada año. Y Tucumán concentra más del 80% del total.

EN CIFRAS

750

son los productores familiares que dice representar el Citrus Science Council, que es el ente que hizo la presentación en contra de los limones argentinos.

Y, además, a la mayoría de la industria de fruta fresca.

US$ 50

millones eran las exportaciones de limones frescos de la Argentina a los Estados Unidos que se habían acordado en diciembre pasado. El grueso del negocio es el jugo de limón, no afectado porlas trabas.