MiRADAS CON IMPRONTA FEMENINA

"Para hacer crecer a la actividad es necesario el trabajo en conjunto"

Entre Mujeres, 5° edición de la coproducción de la multiplaforma CHACRA, con Cornelia Schmidt Liermann, Rosana Franco y Leticia Battiata .
Chacra

En una nueva coproducción para la multiplataforma de CHACRA (revista impresa, sitio digital y TV) propiciamos una charla cordial y reflexiva con tres personalidades femeninas destacadas en roles diferentes. Coincidencias y discrepancias sobre las visiones de lo agropecuario y el desarrollo del país.

A primera vista, Cornelia, Leticia y Rosana parecen tener poco en común. Pero las tres, desde diferentes ámbitos, tienen un objetivo común: hacer crecer la actividad agroindustrial en nuestro país.

Cornelia Schmidt Liermann lo hace como abogada y diputada nacional, Leticia Battiata desde el Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, dirigiendo e incentivando la actividad con el desarrollo de nuevos proyectos y Rosana Franco, como productora y dirigente agropecuaria desde el ámbito de la Federación Agraria Argentina.

Las tres coinciden en que el desafío pasa por generar valor agregado, otorgar ayuda y facilitar el acceso al crédito a aquellos productores que están en condiciones de mayor vulnerabilidad, entre otras cosas.

Leticia Battiata, funcionaria bonaerense.

Empezamos por los deseos y potencialidades...

-¿Qué significa, Leticia, ser directora de Nuevos Proyectos y Oportunidades?

Leticia: Nuevos proyectos y oportunidades para el campo en general y para los productores. Hacemos proyectos, como es el caso de Proderi, alrededor de 7 millones de pesos que benefician a 150 productores, pero también canalizamos consultas y ayudamos a quienes tengan su propio proyecto para armar y ser presentado en los bancos.

Rosana Franco, productora y dirigente de FAA.

Rosana: es bueno que existan y se estimulen esos proyectos, porque hay muchos productores que no pueden acceder al crédito, que no están bancarizados, por ejemplo en el caso de quienes crian cerdos, horticultura, engorde de terrenos, etc.

-¿Cuál es la realidad de Junín hoy?

Rosana: Junín arrancó mal el año con la lluvia. A eso se le suma que la cosecha no fue buena. Hubo pérdidas en la soja y en el trigo también. El productor viene complicado. Se viene el tema de pagar Ganancias. La soja ha bajado y los costos de los fletes subieron, eso hace que en esta campaña tengamos menos plata, además de la inundación.

¿Qué inquietudes surgen sobre lo agropecuario, cuando se proviene desde el ámbito de la ciudad?

 Cornelia Schmidt Liermann, diputada nacionall.

Cornelia: nosotros en la ciudad sin la agroindustria no podríamos vivir, ni vestirnos. El campo representa el reservorio de los valores republicanos.  

Las deudas con el campo

-Es un año legislativo. Tememos que muchos proyectos queden sin salir, ¿a cuál darle prioridad?

Cornelia: tenemos una asignatura pendiente con el sector agroindustrial. Dificulta que no tengamos mayoría en el Congreso. Todavía no hemos podido sacar leyes sobre buenas prácticas agrícolas o la ley de semillas. El campo para mí es el motor de la economía. Por eso, el desafío es el consenso. Tenemos una responsabilidad interna por el 32 por ciento de pobres y hacia afuera por la hambruna en el mundo.

-¿Hacia dónde se apunta a la hora de buscar los créditos?

Leticia: Estamos en principio ayudando a los pequeños productores, por ej. del cinturón hortícola de la Plata, cambiando un poco la visión. Ellos consideraban que si tenían alguna inundación, el Estado tenía que hacerse cargo. Yo creo que sí, pero un poco cambiando la visión. Los incentivamos a que generen un proyecto y el Estado los va a acompañar, buscando agregar valor, con nuestra ayuda por supuesto.

Cornelia: a mí me da mucha lástima los campos arrendados. Porque desearía que las familias sigan produciendo.

Roxana: Bueno, el arrendamiento vino por las políticas del Gobierno anterior, donde te convenía hacer todo soja, donde no había un incentivo a la ganadería. En ese marco, en el campo han crecido ciertos problemas, falta de acceso a internet, lejanía de las escuelas, el aumento de los delitos rurales. Entonces, mucha gente optaba por irse hacia las ciudades para sentirse más protegido.

En cuanto a la ganadería, venía diezmada y no había programas para beneficiar a quienes criaban vacas. Esto fue producto de una política errada.

-¿Cuál es la visión de la obra pública vinculada al campo que le transmite el presidente Macri a sus diputados?

Cornelia: La infraestructura es la llave para que pueda crecer la agroindustria. Quizás esté más vinculado a algunas regiones. Un plan estratégico que involucra hacer puentes, ferrocarriles, como el Belgrano Cargas, escuelas. Revisar también el tema impositivo y en eso necesitamos del Congreso. Sabemos también que es uno de los países más caros para producir, pero también el mundo nos necesita. Estamos retomando las conversaciones Mercosur-Unión Europea. Es todo un mapa que hay que volver a insertar en todo el mundo.

¿Qué demanda el mundo desde el punto de vista sanitario a la hora de ofrecer productos argentinos?

Cornelia: El tema de las buenas prácticas agrícolas, el cuidado del medio ambiente. La vaca argentina ya pesa por sí mismo, pero lo que nos falta es tratar de convertir nuestro campo en el supermercado del mundo.

(Más información en revista impresa JULIO 2017 y en CHACRA TV)