Economía

Se mantiene la brecha de precios

La diferencia entre el productor y la góndola fue de 4,84 veces.
El Economista

17-07-17 El mes pasado se redujo levemente la diferencia entre los precios que perciben los productores de alimentos de origen agropecuario (frutas, verduras, hortalizas, carnes, huevo y leche) y lo que pagan los consumidores por esos mismos productos en los comercios, llegando en junio a 4,84 veces.

Así, la participación de los productores en el precio final exhibido en las góndolas se incrementó 15,4% en el mes, pasando de 22% en mayo a 25,4% en junio, aunque todavía por debajo del 27,9% que capturó en febrero pasado.

Los datos corresponden al Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), que mensualmente elabora el Area de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), relevando una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. La brecha entre el productor y el precio final se redujo 8,5% en el mes de junio "empujado por la fuerte caída en la disparidad de la zanahoria, el limón, la frutilla y la berenjena", señala el informe. Este fue el segundo mes consecutivo en que se registró una contracción de la diferencia.

Caso por caso 

El IPOD agrícola determinó un diferencial de precios de 5,01 veces desde el campo a las góndolas, 11% menos que en mayo y acumulando una contracción de 15,8% respecto a abril pasado. Los productos agrícolas con mayor dispersión de precios en el mes fueron la naranja (9,71 veces), seguido por la pera (9,16), la manzana (7,7) y el brócoli (6,8).

Por su parte, el IPOD ganadero registró una brecha de 4,17 veces, 6,4% superior al mes de mayo y "llegando al segundo lugar más alto de los últimos 19 meses", apunta el informe de CAME. Se destacan la brecha del cerdo (7,68 veces), la ternera (4,22) y la leche con 4,09 veces.