POLÍTICA

Más polémica entre Córdoba y el Gobierno por las retenciones

Schiaretti volvió a la carga con solicitud de que el tributo se elimine en el transcurso de dos años y como contraposición el Estado grave la renta financiera. Pide que recursos provinciales vuelvan en obras.
Ambito financiero

12-10-17  Ayer, la apertura del Congreso Crea Tech, fue la oportunidad ideal para que el gobernador de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti, insista con su pedido para que se eliminen las retenciones a la soja en un periodo de dos años y, al mismo tiempo, gravar la renta financiera como alternativa para no desfinanciar al Estado.

El mandatario provincial aseguró que si no hubiera retenciones, "el progreso de Córdoba sería mucho mayor", e hizo referencia a que el aporte de la provincia por este concepto es muy superior a lo que vuelve en obras y otro tipo de transferencias.

"En el caso de Córdoba, el año pasado el Estado nacional se llevó 23 mil millones de pesos en concepto de retenciones a la soja y volvieron solamente dos mil. Lo grave es que esos 21 mil millones de pesos quedan como subsidios en Capital federal y el Conurbano, que recibieron subsidios por sobre el resto de las provincias por 74 mil millones de pesos", afirmó Schiaretti.

Esta es la segunda vez en menos de un mes en que el Gobernador cordobés reclama al oficialismo un cambio drástico en su política recaudatoria y una vez más, desde la otra vereda la respuesta fue desestimar de cuajo la posibilidad.

En esta oportunidad Ricardo Negri, secretario de Agricultura de la Nación -quien también asistió al evento tecnológico organizado por la asociación de productores agropecuarios CREA- afirmó luego de las declaraciones de Schiaretti: "Escuché a un gobernador en campaña, está perfecto" y fue mucho más allá al afirmar: "También lo podría haber dicho en el gobierno anterior".

Por supuesto que la alternativa planteada por Schiaretti es polémica porque más allá de la eliminación de las retenciones a la soja propone que se grave la renta financiera "porque no se puede castigar la producción, mientras que los que especulan financieramente hace como 30 años que no pagan. Basta de gravar la producción, vamos a gravar la renta financiera como corresponde. Esto es lo que tiene que estar en la agenda de esta Argentina nueva, que ha encarado otro rumbo y que tiene que debatir como se organiza fiscalmente", explicó.

La cuestión avanzó un poco más luego de las declaraciones de Negri porque la respuesta vino de parte de Sergio Busso, ministro de Agricultura y Ganadería de la provincia mediterránea: "Córdoba, y el propio gobernador Schiaretti, desde 2008 viene repitiendo esto. No sé Negri dónde estaría en esa época, pero nosotros reclamamos por la eliminación de las retenciones y por el respeto de los fondos que aportan los cordobeses", expresó.

Además, el ministro agregó: "No creo que a ningún productor cordobés le guste que sus recursos se dispongan desde el Gobierno Central, y se destinen para cubrir los subsidios que benefician a Capital Federal o al Conurbano Bonaerense. Negri no debe desconocer que de los 23.000 millones de pesos en concepto de retenciones a la soja que aporta Córdoba, sólo regresan 2.000 millones a nuestra provincia.

El funcionario cerró contundente y dejó poco margen para el diálogo sobre el tema: "Nuestra obligación al representar los intereses de Córdoba, es pedir que nuestros recursos queden aquí. Si el Estado necesita renta financiera, no se entienden los motivos de por qué desde hace 30 años eso no hace".

Por el momento desde el Gobierno nacional no llegó la re respuesta pero los funcionarios del oficialismo continúan haciendo hincapié que a partir de marzo del año que viene comenzará a regir la baja de retenciones mensual estipulada . Además de que el sector en general vivió una fuerte transformación luego de la eliminación del tributo para el maíz y el trigo y ese derrame también llegó a la provincia de Córdoba.