EMPRESARIAS

ADM cada vez más cerca de comprar la cerealera Bunge

Nacería la principal exportadora de granos de la argentina.
Ambito financiero
7 de Marzo de 2018

 07-03-18 La operación está cada vez más cerca, ayer se conjugaron dos factores en el mercado que indican a las claras que la compañía multinacional Archer Daniels Midland (ADM), que opera en el negocio del procesamiento y exportación de granos, avanza a paso firme para de quedarse con Bunge, una de sus competidoras en el rubro.

En primer lugar, un informe del Citi mejoró ayer la calificación de las acciones de ADM y su proyección de resultados.

Cumple un rol clave la sequía que afecta a la producción de la Argentina y reduciría la cosecha de soja. Este escenario está impulsando el precio de la harina de la oleaginosa en el mercado internacional y justamente la firma es una de las líderes en el segmento, mientras que Argentina es el principal país exportador del producto.

Durante el año pasado, ADM, que tiene su base de operaciones en los Estados Unidos, procesó alrededor de 35 millones de toneladas de soja para transformarla en harina, así es que ante la mejora del precio, lógicamente proyecta más ganancias para este 2018 y esto la deja en mejores condiciones para comprar a su competidora.

A su vez, la realidad demuestra que Bunge también se beneficia de la suba internacional de los precios de los commodities, pero por otro lado cuenta con una fuerte presencia en América Latina donde obtiene márgenes más ajustados en el procesamiento de granos y la originación está más complicada.

Más precisamente, el mes pasado la empresa reportó que en su cuarto trimestre financiero, las ventas en su división de agronegocios -su mayor generador de ingresos- cayeron 3,5% a 7.900 millones de dólares, a pesar de un aumento de los volúmenes exportados.

Por otro lado, el segundo factor que cumple un rol clave es la presión que está generando la también trader, Continental Grain, quien tiene una participación accionaria en Bunge y buscaría que se concrete la venta para crecer por cuenta propia en el comercio agrícola de los Estados Unidos.

Lo cierto es que de concretarse la operación se reconfiguraría no sólo la operatoria en el mercado de granos y subproductos de Estados Unidos, sino también de la Argentina.

La fusión entre ADM y Bunge significaría el nacimiento de la principal firma exportadora de commodities agrícolas de la Argentina, según las estadísticas del 2017 entre ambas movieron en total poco más de 14 millones de toneladas, superando en tres millones a Cargill quien hoy lidera el ranking.

En tercer lugar quedaría la firma de origen chino, Cofco, con 11 millones de toneladas quien recientemente compró Nidera con el claro objetivo de arrebatarle el cetro a Estados Unidos.

Al mismo tiempo, en la Argentina se evidencia que la situación financiera de Bunge no es la mejor, el año comenzó con telegramas de despido para más de 100 de sus empleados que trabajan en su planta ubicada en la localidad de Campana.

Por supuesto que esta posible fusión estará bajo la lupa de las regulaciones antimonopolio de Estados Unidos y la Unión Europea, pero otros casos testigo como el Bayer - Monsanto, muestran a las claras que cuando dos grandes quieren unir fuerzas no encuentran gran resistencia.

Así es que el escenario es cada vez más favorable para ADM, sus acciones cerraron ayer a u$s43,12, mostrando una suba del 0.94%, las cartas ya están echadas, ahora sólo resta esperar.